Blogia
Spleen

Infernalia

Año Quijote

Año Quijote

se acabó el 2005 y con él el año Quijote. No tengo nada en contra de Cervantes y puedo decir, además, que he leído con placer algunos trozos del Quijote, guardando el grueso junto a la Divina Comedia de Dante, para cuando me pille una gran depresión y me dé por encerrtarme dos meses enteros en casa. Bromas aparte, nadie niega las mil y una virtudes que tiene la obra de Cervantes, pero su relevancia se la debe sólo a un gran olvidado de la historia: Quevedo. cada linea de Quevedo hace palidecer cada capítulo del Quijote. Él era realmente el genio de las letras españolas, el verdadero embajador de nuestra cultura, el verdadero emblema de nuestra lengua. Era un genio, dominaba las palabras, jugaba con ellas, era un canalla que teñía de humor y de inteligencia cada historia y de gran trágedia sus versos.. tanta tragedia que casi rozaba la burla. Por eso era querido, era un genio que sabía que el idioma estaba hecho para comunicarse, y él jugaba a comunicarse, por eso lo quería y apreciaba la gente. Era el canalla castellano, arrodillado ante nadie, y si se arrodillaba era para enseñarle el culo al de atrás. Un heroe de las letras, un borracho que conocía las mayores bajezas del mundo, un espadachín con una lengua tan afilada como su estoque, un espía en reinos extranjeros, un político temido... Era un hombre de vida antes que de letras, de sangre entres que de tinta... muy lejano a la imagen de escritor tranquilo... de intelectual dormido entre sus libros. No era el santo que le hubiese gustado a la iglesia, que se estremecía cuando por cada rezo Quevedo cometía un pecado... Por eso ha sido injustamente castigado, por una sociedad regidad por la castidad de la nobleza finjida y la sotana de postal. Y que hicieron los intelectuales modernos para reivindicar la cultura de nuestro continente? Olvidar a nuestro genio y alabar a nuestro talento más comercial. Cervantes era bueno, pero era un santurrón, y eso les encanta a las cultura anglosajonas, por eso tuvo tan buena aceptación en el norte, por eso le dieron reconocimiento, y por ese reconocimiento de fuera nosostros lo tomamos como estandarte, sin darnos cuenta de que representa tanto a españa y a nuestra cultura como la coca cola. Representa que el gobierno tenía que alentar a la cultura, que tenía que dar apoyo a aquellos simbolos menos comerciales y mal tratados por censuras... y que nos encontramos? Un gobierno mercantilista vendiendo valores de saldo. Donde está Quevedo? Nuestro único y verdadero genio de las letras? demasiado incomodo? Está claro que es demasiado bueno para que le den un Nobel, demasiado incomodo para ser un simbolo y demasiado incomodo para reconocer su grandeza. Sin embargo es grande: muy grande, y eso no van a poder borrarlo por mucho que lo intenten.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Efímera

Efímera

"Súbitamente el geógrafo se sintió emocionado:

-Pero... ¡tú vienes de muy lejos! ¡Tú eres un explorador! Vas a describirme tu planeta.

Y el geógrafo abriendo su regístro afiló su lápiz. Los relatos de los exploradores se escriben primero con lápiz. Se espera que el explorador presente sus pruebas para pasarlos a tinta.

-¿Y bien? -interrogó el geógrafo.

-¡Oh! Mi tierra -dijo el principito- no es interesante, todo es muy pequeño. Tengo tres volcanes, dos en actividad y uno extinguido; pero nunca se sabe...

-No, nunca se sabe -dijo el geógrafo.

-Tengo también una flor.

-De las flores no tomamos nota.

-¿Por qué? ¡Son lo más bonito!

-Porque las flores son efímeras.

-¿Qué significa "efímera"?

-Las geografías -dijo el geógrafo- son los libros más preciados e interesantes; nunca pasan de moda. Es muy raro que una montaña cambie de sitio o que un océano quede sin agua. Los geógrafos escribimos sobre cosas eternas.

-Pero los volcanes extinguidos pueden despertarse -interrumpió el principito-. ¿Qué significa "efímera"?

-Que los volcanes estén o no en actividad es igual para nosotros. Lo interesante es la montaña que nunca cambia.

-Pero, ¿qué significa "efímera"? -repitió el principito que en su vida había renunciado a una pregunta una vez formulada.

-Significa que está amenazado de próxima desaparición.

-¿Mi flor está amenazada de desaparecer próximamente?

-Indudablemente. "

 

 

Le Petit Prince (El Principito) 

Antoine de Saint Exupéri

La memoria de los peces.

Supongo que la noticia de que un par de jóvenes de 18 años, acompañados de otro de 17, quemaron, tras darle una paliza, a una indigente habrá dado la vuelta al país. Este crimen salió grabado en cámaras de video de un cajero y el titular que acompañaba la noticia es que los jóvenes estaban riendose de sus maldades. No sé donde estaba la noticia: que una jóvenes cometen un acto de elevada crueldad riendo no es ninguna noticia. Sería noticia si hubiesen estado serios. El hombre es cruel desde su nacimiento y, de la misma manera que un niño mira sádicamente a la mariposa a la que arranca las alas, estos tipo contemplaban su obra, como el Ché debió contemplar a los muertos en batallas revolucionarias o Napoleón debió mirar un campo de batalla. Enseguida me vinieron a la mente las imagenes de la pélicula de Stankey Kubrick, La Naranja Mecánica, en el momento en que Alex Delarge y sus drugos le dan, riendo, una paliza a un vagabundo. Arthur Burguess escribió la naranja mecanica a raíz de un suceso que le había pasado a una persona cercana a su entorno y el triunfo de la pelicula sumado a esta noticia nos permite discernir que el tema de la violencia es universal y atemporal. Siempre hemos vivido con ese demonio, no es nuevo, ni producto de películas, ni de libros ni videojuegos. De la misma manera que antes estaba bien visto que los soldados ganadores saqueasen las ciudades del ejercito derrotado, asesinasen a sus habitantes y violasen a sus mujeres, hoy en día intentamos renegar de ese pasado que, no obstante, no dejará de pertubar nuestros sueños.

Hay otro tema al respecto sobre el que me gustaría dar mi opinión y es sobre cómo han tratado en La Vanguardia la historia de la indigente. Halban de quién había sido: una mujer de 50 años que había sido banquera, tiene una hija de 24 y que abandonó a su familia para ponerse a vagabundear. La verdad, si algún día me muero, espero que no me toque ese cronista para relatar mi vida. No nos sirven los "qué", lo que nos interesa es el "porqué". Esa persona tenía un problema con el mundo y nadie se paró a intentarla comprender, y ahora que ha muerto, nisiquiera se va a intentar comprender lo que fue. Es muy facil decir que simplemente se puso a dormir en la calle, a la gente no le interesa saber los demonios internos que llevan a una persona a abandonar la vida, esa rutina en la que tanto nos hemos acomodado, y abrazar una nueva forma de ver las cosas. Se trata el tema con tan poco tacto que parece que el hecho de vagabundear sea la etapa final de una especie de cancer social que iba cangrenando por dentro a la señora. Es muy facil desentenderse. Las cosas pasan porque sí. Como podemos culpar entonces a los niños que rien cuando matan si nosotros mismos estamos insensibilizados antes la muerte de esa misma persona. Seamos honestos, si esta señora hubiese muerto congelada en las calles, sólo sería un número en las estadísticas, y todos seríamos sus asesinos, mientras riesemos por lo bello de la navidad. A nadie le importa lo que hacen los olvidados, ni porqué han sido olvidados... pero si su muerte saca a relucir lo peor de nosotros mismos... entonces nos acordamos de ellos... pero siempre guardando las distancias, no sea que se nos vaya a evaporar la risa.

Los 5 pasos para ser gótico (escrito por una buena amiga)

1-Todo gótico nace, no se hace. Como todos, claro. Así que si no es tu caso, más vale que ocultes todas las fotos que pudieran comprometer tu carrera: SIEMPRE HAS SIDO GÓTICO, así que no puedes haber hecho la comunión. Y nada de fotos de convivencias, tú jamás fuiste un boy/girl scout, porque la semilla de la soledad siempre estuvo en ti y por más que tu madre te decía que jugaras con los demás niños, tú siempre te escondías en un rincón y hacías castillitos de arena con forma de murciélago. Debes especificar que fuiste un niño difícil, y debes explicarles a tus numerosos amigos (pese a que estás tan solo que nadie te llena)que durante tu niñez se gestó tu misantropía.


2-La cueva del dolor. Vamos a ver, piltrafilla, ¿Realmente crees que se puede ser gótico sin tener una oscura alcoba donde yacer solo, torturado y apartado de la felicidad mundana? Ntchs. Lo primero que debes hacer es comprarte seis o doce pósters de El Cuervo, que a partir de YA debe ser tu película fetiche. Luego, cómprate dos de Pesadilla antes de navidad de Tim Burton. A ser posible elige los más torturados. Después, hazte con una ilustración de Luis Royo, a ser posible, la más torturada y oscura que encuentres. Ahora pasemos a la cama: si pudieras comprarte un ataúd, serías el más in. Además, no tienes que hacerte la cama teniendo uno. Pero en caso de que no tengas uno, dales muerte a las sábanas de animalitos que te compra tu madre. Un gótico NO duerme en sábanas de perritos circenses.
Seda negra o roja, por favor. Y es de menester que tengas varias figuritas de Todd Macfarlane. Por ejemplo., alguna de Sleepy Hollow estaría más que bien.


3-El Atuendo: Y ahora pasemos a ti. Sería estupendo que te cortaras un poco para mostrar al mundo tu dolor. Cuantas más cicatrices, más profundo eres. No tiene sentido sufrir si nadie va a verte sufrir. Primero, si eres chica, diferenciaremos entre tres vertientes, ambas igual de deseables y cool: El look Concubina de Satán , el look Virginal joven tenebrosa, y el no menos cool Ciberpunktorturados.
Para los tres es menester que tengas flequillo recto, y que además, te lo cortes tú misma. Ya sabes, a lo Betty Page. Y si tiene parkinson, que te lo haga otra amiga de esas que tienes pero que no te llena. El pelo ha de ser negro natural. Te recomendamos varias marcas de negro natural como Garnier o Lóreal. Porque tú lo vales. Y debes rehuir el sol, tu piel ha de ser blanca, enfermiza, porque está claro que vas a morir joven, y dejarás un bello cadáver, aunque la esperanza de vida en tu país sea de 70 años.
DEBES ESTAR DELGADA, porque las medias de rejilla si no te harán parecer un Salchichón de las Tinieblas. Ya sabemos que la belleza está en el interior, pero tú eres gótica, eso no te preocupa. Bien, ahora vayamos a por las vertientes:
*Para ser Concubina de Satán: Se exige pelo largo y libidinoso, aunque las pelucas también valen. Elige cualquier vestido de látex que te marque las costillas (porque debes estar delgada), a ser posible, rojo o negro, y combínalo con botas altas de látex o charol rojo o negro. Cuantas más argollas lleves en el collar, más puta de satán serás. Es por una buena causa. Este look favorece mucho a los pigmeos, pues las plataformas os elevarán un palmo del suelo. No escatiméis en pinchos, y pintaos unos generosos labios rojos o negros, y unos buenos rabos negros en los ojos.
*Para ser una Virginal Joven Tenebrosa: Eres de todo menos virgen, pero ellos no lo saben. Se exige pelo largo, cuanto más rizado y negro, mejor. Aunque aquí también se aceptan melenas cobrizas o rubias. Píntate poco (es decir, mucho, pero que no se note). Recalca ojeras: el amor que perdiste hace tres años aun te tortura por las noches, y no puedes dormir. Por supuesto, has de estar pálida como un cadáver, y a la hora de vestir, la elección de vestidos de gasa, encaje o miriñaque de color blanco o
negro son cruciales. Ah si; es crucial también tener una buena cruz, a ser posible de la marca Alchemy. Con un buen pedrusco en medio, y que te haga parecer la princesa de las gitanas. Claro que más es menos: ponte todos los collares que puedas: cruces pequeñas, cascabeles, cruces invertidas, calaveras, murciélagos, signos cabalísticos que no entiendes pero que te da igual, y todo mezclado. Nadie puede llamarte hortera. Eres la princesa de las Tinieblas. Mejor si tienes un nombre como Lacrima o Suspiria.
*Para ser una Ciberpunktorturada: Aquí tienes mayor libertad estilística, pero sin salirte de ciertos cánones: el pelo suele ser corto, rapado, mediobakalístico, con cresta o sin cresta, con cenicero o sin
cenicero, de los colores que quieras, pero siempre chillones, aunque es preferible el negro o el platino. Elige prendas semiMatrixeras o bien decántate por la vena punk, como Avril Lavigne, que es muy radical. Faldas escocesas, medias de rejilla rotas, imperdibles y algún que otro parche de "The exploited". No sabes quienes son, pero en Tallers los venden por dos duros. Píntate unas buenas ojeras negras, bien remarcadas, y, las cejas han de ir totalmente depiladas, como tus vecinas las Concubinas de Satán. Elige tejidos como el neopreno o el cuero.
Y ahora los chicos. Lo primero que debéis hacer es someteros a una depilación integral. Sí, sin excusas. Un vampiro no tiene un felpudo en el pecho. Y la cara siempre perfectamente afeitada, excepto perilla, si es que optas por llevarla. A ser posible , la perilla ha de imitar la de Reznor en
The Perfect Drug. El pelo; siempre negro, también negro natural. Y mejor si es largo, pero ya sabemos que la alopecia no perdona, así que respirad tranquilos: desde que Maynard está de moda, es muy in
llevar la cabeza rapada, o con una bonita cresta. Y SIEMPRE debes ir ajustado, aunque los pantalones te queden efecto-guante-de-látex y la presión en tu órgano viril amenace con dejarte estéril.
Por supuesto, el sol te provoca espasmos: mejor aún, declárate fotofóbico.
No, No: ERES FOTOSENSIBLE, como los vampiros. Siempre gafas de sol, estés donde estés. Eres pálido, delicado y espectral. Tú también debes conservarte delgado, porque el Look Auschwitz pega fuerte siempre. A la hora de vestirte puedes elegir entre: el look Entrevista con el vampiro y el Look
Eduardo Manostijeras.
*Para ser un Entrevistado: Tu ídolo debe ser o Lestat, o Louis, o Armand, o quien sea, pero siempre con un toque romántico y decadentista. Decántate por elegantes camisas con chorreras, que te darán ese aire de gitano rumano que tanto persigues. Los abrigos, deben ser largos, negros y de corte similar al redingote del siglo dieciocho. Sería magnífico que midieras dos metros, pero si no tienes esa suerte; puedes recurrir a esas plataformas negras tan cool que se venden con trescientas hebillas. Si eres pobre, átate dos taburetes.
*Para ser un Manostijeras: Tu estilo remite a las ciberpunktorturadas femeninas. El pelo ha de ser corto, desgreñado y tus preferencias van hacia el látex, las hebillas metálicas y todas las horteradas plateadas que puedas colgarte del cuello. Cuantas más mejor. Y sin ningún concierto. Como te da
igual lo que piense la sociedad de ti porque eres misántropo, no importa que te confundan con el hermano siniestro del negro del Equipo A. Un par de transparencias te sentarán magníficamente, y los aros en las orejas también. Ten claro que este año se lleva el Estilo Orco de Jean Paul Gaultier.


4-Tus compañeros existenciales: Jajaja, qué gracia. Eres misántropo. Si no, que se lo pregunten a los 110 contactos que tienes en tu agenda de tu móvil. Pero claro, necesitas rodearte de patanes para comprobar lo angustiosa que es su mediocridad y lo lejos que estás tú de ella. Para ser un buen
gótico, has de olvidarte inmediatamente de eso que eres hetero. Eres bísex. A mamá no le gustará nada saber que a su hijo le va todo, pero ELLA NO LO ENTIENDE. No entiende que tu búsqueda del amor eterno y la lujuria no distingue entre pitos y flautas. Y además, está tan de moda ser un/a lujurioso/a
perverso/a...Además, a los chicos les encantan las lesbianas. Así que las góticas están de suerte. En todos los sentidos. Sin embargo, si conservas aún algo de esa aburrida moralidad cristiana, buscarás a un compañero de ataúd en el sexo opuesto. MUY IMPORTANTE: DEBE SER GÓTICO COMO TÚ.
Si no, ¿¿Cómo entenderá tu terrible destino?? ¿¿Quién te sujetará el khol negro para que te pintes los ojos??. Alguien no-gótico no puede hacerlo. Así que búscate uno de los tuyos, y cuando sea vuestro aniversario, haced un pacto de sangre para simbolizar vuestro amor eterno de 4 meses. Regalar cruces,
rosas negras y alguna Living Dead Doll es imprescindible.


5-Tus preferencias únicas y personales: Son tan personales y propias que sólo las profesan todos los góticos del mundo. Menos mal. Te daremos una lista detallada para que no te pierdas.
-Tus películas preferidas han de ser El Cuervo, Pesadilla antes de Navidad, Nosferatu, Drácula de Coppola, Freaks y cualquier otra película que ilustre la búsqueda de lo trascendente y el dolor de la soledad.
-Tus autores favoritos no pueden ser otros que: Lord Byron, Baudelaire, Edgar allan Poe, HP Lovecraft, y por supuesto Nietzsche. Es importantísimo que te hayas leído todo lo de Nietzsche. Todo significa su único libro: El Anticristo. (XD)
-Deben encantarte grupos como: NIN, Manson, Bauhaus, Psychotica, Lacrimosa, The cure y lo que se tercie. Da igual que no los hayas escuchado, sólo di que te gustan y que te transportan a otro universo. TIENE QUE GUSTARTE AENIMA DE TOOL y decir que te molan mazo y que Tool son "la polla". Por supuesto, todos estos grupos son mazo de komplikados y solo pueden ahondar en tu dolor. Eso es , kolega.
-Debe encantarte el mundo del fetichismo y la sodomía.¡ Es tan lujurioso! Claro. Tú si que sabes lo que es el Bdsm. Te encanta ese dolor pasional y cruel, mmm, es tan propio de una naturaleza torturada como la tuya...Cuanto más cuero y más parafernalia mejor. Tú no eres ningún blandengue. Si alguien
te pregunta, dí que es la "Expresión mas elevada del dolor y la abnegación". Si hay dudas, consulta el diccionario de la RAE.
-Eres gótico. Se acabó veranear en Benalmádena. ¿¿Es que quieres ponerte moreno o qué?? Y por supuesto, quieres cargarte a tu madre.

Nota: para ser el más cool, has de decir "Mi vieja" no "mi madre", porque ello indica parentesco con ese ser tan mediocre que te ha criado.
-Dibujarás muñecas vudú, monigotes de inefable estilo burtoniano. Es obvio que dibujas como el culo y que la originalidad no venía en tu lote, pero ¿qué importa? Tú sólo quieres transmitir ese hondo dolor que sufres en silencio.

Objetividad/Subjetividad

Estamos en tiempos de pretendida racionalidad. Todos aspiramos a la objetividad, a racionalizar todas nuestras acciones, incluso pretendemos racionalizar lo irracional, justificarnos constantemente y, sobre todo, tener siempre la razón. A esa razón la llamamos visión objetiva de los hechos. Dijo un catedrático de mi facultad: no hay que juzgar la ideas por su procedencia sino por su contenido. Tiene toda la razón del mundo: no podemos rechazar una idea simplemente porque no nos gusta el color (fisico o ideológico) de la persona que la pronuncia: hay que dejar de ser unos crios y comenzar a ser eclecticos: a ser personas completas. Y de la misma forma que podemos llegar a este razonamiento, no debemos aplicarlo para juzgar actos. Los actos no son como las ideas: son movimientos empujados por miles de fuerzas/vectores/ideas. No podemos pretender juzgar a alguien con la simplicidad con la que se juzgaría una idea. El sistema legal y moral de nuestra sociedad juzga ideas, y por lo tanto olvida a los individuos. Todos dormiremos tranquilos porque hemos hecho lo correcto, tenemos la razón: hemos sido objetivos. Una idea es una fuerza, pero una persona es el conjunto de millones de ideas. Menuda necedad el pretenderlo. Ello es justicia? Todos alegan ser objetivos: es la gran meta del siglo. Lo pronuncian con orgullo. Que se jodan! dicen orgullosos, sabiuéndose guardianes de la verdad absoluta, de la objetividad. Nada más equivocado. Si queremos ser objetivos con los actos de una persona, con la realidad de una situación, debemos antes aprender a ser subjetivos, a analizar esa subjetividad desde todos los puntos de vista posibles. Si hiciesemos estos, seríamos justos, pero este es un proceso lento y dificultoso, demasiado empalagoso para un sistema administrativo como el nuestro. Hay que ser objetivos te repiten. Seamos racionales. Es que hay algo racional en nuestras vidas? El propio sentido de nuestra existencia es totalmente irracional: nuestras raices son irracionales; la existencia misma del estado es irracional. No importa, es más facil cerrar los ojos y ser objetivos. Seguir una ley, una pauta de comportamiento, un sentimiento de correción, una norma moral. Siempre que seguimos y nos negamos a ver estamos cayendo en la trampa del objetivismo. Debemos aprender a ver desde los ojos de aquel al que juzgamos, aprender a ver desde nuestros ojos, aprender a ver desde los ojos de la sociedad que lo contempla, aprender a verlo desde los ojos de las victimas... demasiados ojos para que la justicia sea ciega. Tal vez sea porque la justicia no soportaría mirar a los ojos de aquellos a los que condena? Ocultamos nuestras miradas bajo el velo de la objetividad porque no soportaríamos lo que inmplica ser subjetivos? De que tenemos miedo? A que cojones tememos? A ser humanos? A estar vivos? A ser producto de una incoherencia? El amor es incoherente, por eso lo tememos? Cuando dejaremos de escondernos? Cuando asumiremos nuestros limites? Cuando aprenderemos a mirar hacia delante? Tal vez nunca. Seguramente nunca. Seguiremos juzgando, seguiremos siendo objetivos, seguiremos dejando nuestros pensamientos en manos de una imagen, de unas leyes, de unas normas, de una tribu, de unos comportamientos, sociales o asociales. Es duro ser uno mismo.

Esperando a Goddard

He decidido desde este preciso instante dejar de referirme a dios por este apelativo. En su lugar voy a llamarle Goddard. He decidido esto porque ya que nadie puede demostrar si existe o no, no será muy grave cambiarle el nombre. Si existe seguro que me lo agradecerá. Nadie ha pensado que, si existiese, pudiese estar cansado de que la gente lo llamase por su oficio durante milenios enteros? A mí me molestaría que nadie se tomase la molestia de preguntarme como me llamo (nota: y si resulta que su nombre es impronunciable, pues no se le nombra y punto). Y, por otra parte, si da la casualidad de que no existe, entonces que más da que le llame de una forma u otra. La gente que insite en llamarle por ese arcaico apelativo tal vez esté mostrando más irreverencia que respeto por esa entidad en la que dice creer. En primera instancia porque si se refieren a él (o ella... o mixto con queso)  por su oficio le estárían desprendiendo de su calidad de entidad para transformarlo en u na idea abstracta que flotaría junto al amor y a la inteligencia: meras abstracciones, fruto de la psique humana. Así que dejarían al pequeño Goddard al nivel de un cortocircuito neuronal. Podría ser entonces sólo la abstracción de una necesidad de creer genuínamente humana? Para los que no crean, les dará igual todo mi discurso, para ellos sólo seré un loco que llama por su nombre a.... a algo.

Breve Historia del Mundo (sic...)

Nunca me he considerado una persona con tendencias conservadoras, y mucho menos fascistas, comunistas o socialistas. Me gustaría pensar que mi punto de vista resulta liberal y/o anárquico. Sé que es una utopía, pero me muevo hacía esa tendencia. Por eso muchas de mis opiniones intentan ser lo más eclécticamente posibles. Digo esto porque uno de los mayores errores de la humanidad ha sido el juzgar las ideas por su procedencia/origen y no por su validez/esencia. George Steiner, una de las cabezas más aventajadas de nuestros tiempos suele insistir en la consideración de Heidegger como el mayor pensador del siglo XX, a pesar de que Steiner tuviese raíces judías y Heidegger fuese un NAZI confeso (y practicante). Tal vez como persona no valiese una mierda (no me extrañaría) pero su cerebro bien valía de una relevancia que ha sido ocultada por su procedencia. Insisto en que no estoy haciendo apología alguna, pero no puedo evitar que me reviente el hecho de insistamos en dividir el mundo entre buenos y ,alos: los que están, y piensan como nosotros, y los que disienten. Leí hace poco que un ultraderechista pro-nazi, David Irving fue arrestado por negar la existencia de los campos de exterminio judíos en territorio alemán durante la etapa Nazi. Fue expulsado de alemania y arrestado en austria debido a una ley que prohibe negar el holocausto y, aunque me repunga hasta limites insospechados el sólo hecho de saber que existen personas como él, me parece que nos precipitamos al cruzificarle. Primero tenemos que dejar a parte toda la faceta pro-nazi del individuo (el origen de la idea) y centrarnos en lo que dice (la esencia de la idea). Al leer el artículo recordé lo que decía mi tio-abuelo sobre su visita a la alemania de posguerra. Este individuo, pacifista a ultranza (soltó su fusil en la batalla del ebro, durante la guerra civil española, porque, decía, prefería que lo matasen a tener que vivir con la muerte de alguien en laq consciencia) y socialista por convicción (o rojo, como se les llamaba por entonces), dijo que los campos de exterminio, donde se habían "gaseado" a los judíos, estaban construídos de madera (!) y que en las "duchas" donde se soltaba el gas había agujeros por donde cabía el dedo(!!)--> es decri, que ni aunque hubiesen querido hubiesen podido matar a esa gente usando ese metodo: insisto: usando ese metodo en concreto. Me sorprendería mucho que una persona anti-fascista, una persona que dejó escapar su sueño (la ingeniería aeronautica) porque pasaba por manos militares, una persona que siempre echó pestes de masacres, dictadores y todo tipo de militares, se pusiese de repente a defender a los nazis. Tal vez deberíamos preguntarnos de una vez si realmente ocurrió lo que nos contaron... de la forma en la que nos lo han contado. Hubiero millones (5,4!!!) de muertes, los dejaban morir de hambre, los mutilaban y los ejecutaban sin el más mínimo pudor: existen testimonios gráficos!; pero no existe ninguna prueba palpable del gaseo. No estoy defendiendo nada: simplemente digo que tal vez debamos dejarnos de tabús y empezar a hurgar en nuestra historia para descubrir quienes somos realmente. Tal vez tengamos miedo de ver que somos unos monstruos. Es un hecho probado que los cadaveres de los judíos se quemaban, pero no tenemos pruebas de como murieron realmente. Creo que debe ser más cruel matar a alguien de hambre que de asfixia. Y si realmente los mataron de hambre y miontaron el cuento del gaseo para justificar que fueron más humanos? Y si nos inventamos toda esta historia para negar que somos monstruos capaces de tamañas atrocidades? Es sólo una hipotesis. Pero supongo que el hecho de haber hablado de esto como una persona adulta hará saltar exclamaciones en miles de bocas infantiles. La historia del mundo la cuentan los ganadores, porque hemos de temer el intentar descubrir cual es la historia real? O al menos contrastar sin verguenza la historia de los perdedores! Digo yo... Nadie nunca habla de que cuando Hitler expulsó a los judíos de alemania todos los países europeos colindantes cerraron sus fronteras para que estos no pudiesen refugiarse. Esto nadie lo cuenta, pero pasó: todos somos igualmente culpables de lo que pasó. El antisemitismo cubría toda europa y estados unídos, porqué de repente parece que los aliados salvaron a los judíos de la locura nazi? Y una mierda. Es muy facil tener la verdad, pero realmente nos preocupamos de cercionarnos de que es realmente verdad la verdad que esgrimimos sin rubor para humillar a los demás? Hay otra historia que nadie cuenta: la guerra civil norteamericana fue política y, como todos sabemos, la política se basa en una lucha de grandes grupos de presión económicos. Si analizamos, el tema de la esclavitud sólo fue una excusa para minar la economía agrícola del sur y así poder controlarlos políticamente: federados contra confederados, si los confederados perdían su poder económico perderían su poder político. Nunca hubo ninguna intención de salvar a los negros esclavizados. De hecho, hay documentos de la época en que se ve que la esclavitud se seguía practicando en ciertos estados que, mira tu por donde, estaban de lado del norte durante dicha guerra. Que casualidad, no? Que casualidad que casualmente pasen tantas casualidades, eh? Que casualidad que la financiación militar alemana de de preguerra proviniese de países como inglaterra y francia, curiosamente países muy conocidos por políticas y culturas antisemitas. Que curioso que, habiendo un frente popular en francia, de esta no llegase ninguna ayuda al gobierno del frente popular español. Curioso, eh? Es muy facil decir, Que se Jodan!, pero nos preocupamos realmente en saber porqué lo decimos? Por si ni ha quedado claro: no soy ni de derechas ni de izquierdas: sólo estoy harto de que la gente tenga tanta facilidad en discernir a los buenos y a los malos. Un poco más de gris por favor.

Tiempos Modernos

Libertad, progreso, avance, evolución, genios, inventos... estamos viviendo en el futuro. Pero cada vez este futuro es menos nuestro. Nos reímos de lo que se repite conbtinuamente: estamos viviendo en un futuro ya inventado, hace más de 50 años. Antes vivían en un estado poítico engañoso, pero tenían a grandes oradores; ahora vivimos en el mismo y descarado engaño de antes (época canovísta), pero con políticosa menos preparados y eficientes. Vivimos un explosión musical y literaria, pero nulas en cuanto a calidad: antes había menos que leer y que escuchar, por eso sólo llegaban los grandes a los medios. Ahora tenemos noticias cada cinco minutos, pero me pregunto si antaño también dedicaban más de la mitad de los espacios informativos al deporte. Ahora hay más artístas, pero estos artístas no tienen ni la mitad del bagage cultural que el más mediocre de los artístas de antaño. Tenemos móviles, y eso es una libertad realmente? Tenemos ordenadores, pero se basan en un sistema que fue descubierto hace máqs de cien años. Nadie muere de hambre, pero ahora la gente se muere por un colapso de colesterol. Hemos mejorado realmente? Somos más libres? Vivimos mejor? Tener agua caliente es suficiente para recriminar la escasa evolución de nuestros antepasados? Mucha decoración, pero lo fundamental no ha cambiado. Nada ha cambiado. Hemos creado la edad de las ilusiones, pero estas sólo són de un prestidigitador de poca monta. Solo hace falta indagar un poco para darse cuenta de que todo es un fraude. No pillamos a más asesinos, se sigue condenando al mismo paleto de pueblo que acuchilló a su mujer, aunque ahora viva en la ciudad. Hemos destronado a los escritores para reverenciar a gilipollas que salen en la tele. Hemos matado a los escritores para leer a gilipollas con un ordenador y muchos negros contratados. Hemos matado a la vida para vivir en una ilusión de ella misma. Querría volver al pasado? Sin duda. Morir de tuberculosis y perder los dientes a los 25 años? Vivir encorsetado en normas de cortesía? Lavarme con cubos de agua calentado en la chimenea? Sin dudarlo un segundo más. Al menos allí había algo. había algo llamado vivda, había sexo en las trastiendas, había tabaco sin leyes, habían cafés frecuentados por gente de verdade. Existían discusiones, existía autentica moda: la basada en la realidad de la época vivida. Había transgresión, porque había prohibición. existía rebeldía porque había un o bjeto contra el que relevarse. La épica era sólo una broma que nuestros cohetaneos no han sabido entender. No había téléfono ni avión, pero la gente se encontraba. Te mataban por la calle, pero menos que ahora. Vivías en la miseria, y es que acaso ahora vivimos en la abundancia? Tiempos Modernos, Ilusión de Realidad. Morir en la guerra, a manos de los fanáticos, por enfermedades... ahora también pasa. Simplemente, hemos involucionado.

Tal vez me haya acomodado demasiado en esta vida. tal vez sería incapaz de sobrevivir sin todos estos objetos ornamentales que tanto critico. Por mucho que proclame que vivir en el pasado es mejor, tal vez me moriría por un dolor de muelas, o trabajaría 18 horas al día en unas minas. Todo dependería de mi cuna. Y acaso no sigue pasando lo mismo hoy en día? Pensad en los reyes, pensad en el tercer mundo. la diferencia es que antes se pensaba. E incluso el más mediocre de los pensadores tenía más bagage que nosotros. Hemos evolucionado? Poder decir "joder" en una conversación es signo de progreso?

Ni idea. Cada uno con su opinión.

Houdini

Necesito escapar. Necesito salir de aquí. Cada vez lo soporto menos. Necesito ser otra persona, necesito olvidar... no quiero ser quién soy, no quiero recordar quién he sido, lo que he hecho. No quiero recordar mis deseos, mis frustraciones... mis anhelos... Que facil... Me he rendido. Eso esperaba ver la gente, no? Mi rendición, mi capitulación: reconocer mi equivocación, mi impotencia, mi derrota... O tal vez ni siquiera les importe, porque nunca he sido nada relevante. En cualquier caso, que más les da? No tengo que responder ante nadie. Tengo mis motivos, y al cuerno con los demás. No necesito su aceptación, ni tampoco su misericordia. Ya han pasado esos tiempos. Ya han pasado los tiempos de lágrimas, de dolor en el estomago, de relación con la gente, de preocupación por un invento tan mezquino como el de la amistad. Somos lobos. Todos somos lobos. El amor es un arma de doble filo, muy mal interpretada: preparada para destrozar. La gente sonrie, ya he aprendido el truco: hay que desconfiar de quién sonrie. He tardado mucho en darme cuenta. Por eso capitulo, y me da igual lo que piensen. Que rían! Que se regocijen! Soy un LOSER! Soy escoria! Soy la última mierda de la que nadie deba acordarse! Soy una mancha en el fondo de un bolsillo. Y no me importa serlo. Siento nauseas de ser yo mísmo. Cualquiera las sentiría de saber quién és realmente. Yo no lo sé, pero busco. Tal vez nunca encuentre la respuesta, pero al menos me he alejado de esa ilusión de seguridad a la que tanto se aferra la gente. No necesito cargar de valor las cosas para poder moverme sobre ellas. Estoy hecho un lio? Si. Al menos lo reconozco: no necesito enbcontrar un falso orden para sentirme bien. Y esos falsos ordenes son las que dictaban esta humillación... Sólo tengo un problema: tengo que seguir viviendo en este mundo: no importa el plano espiritual al que quiera moverme, si mis carnes viven en este mundo, tendré que adaptarme a ello. Es eso lo que me atormenta? Ni idea. Puede ser una de las razones, pero no creo que sea la única. Las cosas son demasiado complicadas como para reducirlo todo a blanco y negro. Las emociones me piden que así sea: que elija un bando, pero mi cerebro me pide que no haga caso a las emociones. Al final, que es lo que vale la pena? Ni idea. Todo es un mar de incertidumbres. Llorar, reir, sentirse orgulloso, tener miedo, odiar, amar, querer, desear, anhelar, despreciar... Todo es demasiado gris. Mis tripas me piden aferrarse a algo, pero mis ojos ya no ven sustancia alguna que resista a este tifón de dudas, preguntas, verdades y dolores. No existe nada a donde aferrarnos. Duele saberlo... duele verlo. Tal vez el hombre nunca encuentra nada... por eso preferimos encerrarnos en pequeños paraísos artificiales: placebos de felicidad. Esa es la vida. Esa es la prisión de carne. Sufro porque veo mis cadenas, y veo que nunca podré librarme de ellas. Y al cuerno con los que se rien de mis sufrimientos: no se han dado cuenta de las cadenas que los retienen. Claro que, porque iba a importarles? Tal vez nisiquiera quieran ir a ninguna parte. En ese caso, que se burlen, que me humillen, que acaben conmigo. No soy visionario, ni profeta, ni asesino, ni filosofo, ni psicopata, ni vengador, ni paladín, ni guerreo, ni rebelde, ni renegado, ni poeta... Sólo un patético individuo que se muere por huír de un mundo aún más patetico, del que, sin embargo, nadie intenta huír. Que les jodan. Que me jodan. No hay futuro: no hay nada. Nos hemos quedado estancados y no puedo huír. Me ahogo.

El Tiempo de los Asesinos

El Tiempo de los Asesinos

Hacía tiempo que no escuchaba el nombre de Rimbaud. Volví a saber de él hace poco, de la mano de Henry Miller. Recuerdo que siempre me fascinó la historia de su vida: el joven poeta que llega a la ciudad, se ve encandilado por un poeta decadente, sufre demasiadas presiones en una vida que no encaja y se va a africa a vivir como traficante de marfil y de esclavos. Las chicas llenaban sus agendas de poemas de Becquer, de poemas de Verlaine, de cuadros de van Gogh, de frases de Baudelaire, incluso recuerdo a una que llevaba en la carpeta una foto de Werther, aunque creo que no sabía que era de él, simplemente le gustaba como  quedaba. Al otro lado del charco seguro que trendrían poemas de Wilde o frases de Shakespeare... Nadie quiere los versos de un criminal, nadie quiere a un poeta que manchó sus manos con sudor y sangre, en nombre de ninguna bandera. Es precisamente la repulsión que sentía hacía esa conducta lo que siempre me hizo tener a Rimbaud en un lugar especial. Siempre sacaba a relucir el tema, para no olvidar su nombre, para no cometer la equivocación de confundirlo con Verlaine (el favorito de las chicas que hicieron el trabajo sobre ellos). Y sin embargo era un gran poeta: era gran, el alumno aventajado de Baudelaire... tal vez nunca hubiera otro como él. Fue para lo poesía lo que Van Gogh a la pintura y Mozart a la música. Muchos hablarán de ellos, pero pocos habrán parado para contemplar sus obras. Ese es el problema de Rimbaud: hablarán de su grandeza o de su mediocridad sin haber leído uno sólo de sus poemas:juzgarán sus actos y descalificarán a su persona sin siquiera esforzarse en entenderle. Que le llevó a transformarse de esa manera? Miller propone varias opciones, pero yo difiero en algunos puntos con él (diferir con el gran Miller! que pomposo por mi parte!). Rimbaud era un chico con mucho talento y cuya sensibilidad llegaba a puntos tan élevados que nisiquiera pudo controlarlo. Pero nació en una mala época: la nuestra. Su talento de poco servía sin los adecuados promotores. Digamos que por entonces la poesía se basaba en la capacidad de transmitir, y el arte de Rimbaud transmitía (a su manera) más que cualquier coetaneo: era abrumador. Sus simbolos sentaron precedente y dieron pie a miles de tópicos que se emplean actualmente en nuestra lengua: ya sea española, americana, francesa, italiana.... su idioma era universal. Tal vez por eso Verlaine lo hundió, tal vez por eso le cerraron las puertas: demasiado bueno para triunfar -->dejaría en evidencia toda la producción actual. Tal vez fuesen esos motivos. No tengo ni idea. Lo que es seguro es que no tuvo ningún medio de promoción y su vitalidad empezó a mermar a medida que el hambre crecía. La sociedad no lo aceptaba: demasiaod joven, demasiado bueno... Y vió que era incapaz de ganarse la vida: de mantenerse. Amaba la libertad y la vida, y la única forma de conseguir mantener ambas era conseguir una fortuna, y él no se veía capaz de reunirla. La idea le fue obsesionando gradualmente, al mismo ritmo que crecía su desencanto al recibir las bofetadas de la vida. Al final explotó: dejó de escribir y huyó lo más lejos posible de la sociedad. A África. Sería correcto decir que fue la sociedad quién sacó al monstruo de Rimbaud. La realidad envilece, o al menos eso sugería el bueno de Becquer en algunos de sus relatos. Y ahora, le pido a mi lector que abandone la postura de una niña de 15 años y piense de forma racional. En aquella época, que es lo que movía el dinero? El exotismo: marfil, esclavos (para Estados Unidos--> la gran mentira de la victoria del Norte), y mil especias. Rimbaud encontró la forma de liberar toda su frustración y aplacar esa necesidad de autosuficiencia. Matar al arte. Cuantas veces hemos oído esta frase pronunciada por autores mediocres y rapidamente aceptados entre el gran público? No tienen ni idea de lo que supuso eso para Rimbaud, lo que le llevó a tal estado de odio. Digo odio porque si nos hiciesen renunciar a lo que más amamos para vendernos... acaso no dejaríamos de producir antes que vendernos? No odiaríamos al mundo que nos ha hecho esto? No hablo de artistas de pega, sino de los de verdad. Miller habla mucho de la faceta del poeta, del inadaptado. La verdad es que Rimbaud era muy sensible, pero debería haber sido más inteligente. No soy nadie para decir eso, pero es una opinión que llevo madurando desde que conocí la vida del personaje. Hay que aprender a jugar sus cartas si se quiere ser libre: los martires son muy puros, pero mueren en la esclavitud. De todas formas, toda esta teoría del odio, del poeta inadaptado y de su inteligencia sólo tendrían cabida su realmente Rimbaud estuviese asesinando. Pero ya avisé: dejemos de pensar como coegialas: en la época eso era normal. Era la única forma de huír de la mezquindad de la soeciedad, a la que Rimbaud nunca quiso volver a acercarse hasta el último de sus días. El estado mata: loable gesta; el estado expropia: viva nuestra nación; el estado esclaviza: es fuerte, somos fuertes, somos los mejores, Vive La France. Porqué, entonces, juzgamos con otros ojos las mismas acciones hechas por una persona sin bandera? Esque el acuerdo de millones de hombres sobre un asunto puede cambiar la lógica intrínseca de este? Si acaso toda la humanidad se pusiese de acuerdo en que 2+2=5, tendría que ser el resultado cierto? Entonces, porque se apresuraron en juzgarle. Era un personaje incómodo, y lo sepultaron moralmente, eso sí, lavándose la mísma sangre de las manos que la que él tenía. Debía tener 37 años cuando murió, con la pierna amputada. Nunca pudo amar, porque la realidad se encargó de hacerle añicos el corazón. Fuimos nosotros? Si. Él podría habver sido más inteligente, pero nos hemos encargado de crear un mundo donde sólo los monstruos sobreviven, y él tomó buena nota. Su único pecado fue ser sensible, amar, y tener ilusión. Miraos al espejo, y vereís su odio. Su obra sólo empezó a tener repercusión varios años después de su muerte. Hacía más de 14 años que había abandonado la escritura, la ilusión... el amor...

La historia de un artísta de verdad.  

Las alucinaciones son innumerables. Es lo que siempre he tenido:

no más fé en la historia, el olvido de los principios. Me callaré:

poetas y visionarios tendrían envidia. Soy mil veces el más rico,

seamos avaros como el mar.

(Noche del infierno, fragmento)

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

La ruta del acido

Viejo autor cansado. levanta la mano para tocar el espejo, para atravesarlo, para dejar una sombra en el mundo y vivir en fantasías. Irresponsable, despiadado, egoista, perverso, vicioso, sadico, masoquista, incomodo... Mil almas, mil seres, mil caras, mil personas, mil autores agotados, exprimidos como limones. Son las fauces del verdadero monstruo, lejano de toda similtud con aquel montruo de plastico, de grandes alas y olor de azufre; el diablo se sienta en un pequeño cubiculo en la administración pública, no se digna a mirarte mientras condena tu vida. Cuatro informes que el autor tiene que pasar por la ventanilla de la derecha, cuatro informes que no tiene, que nunca tuvo, que nunca se preocupó de conseguir. Solo, viejo, acabado, escualido, arrastra el pellejo de su barriga hasta un oscuro rincón donde poder encenderse un cigarro. Las paredes son guardias, las puertas son guardias, las montañas y el cielo también son guardias, conjurados hasta el infinto para no sé que causas que nadie se ha planteado cuestionar. El autor no las va a cuestionar, no es su labor, no le corresponde. Él solo es un vendedor, ha sido y será. o nunca lo fue? Y que fue del viejo autor? Y de su peluche en la maleta. lagrimas rosas, sangre fuxia, jerseys amarillos a rallas azules... No es la pinta que se espera de un viejo autor. Y que pinta se supone que debería tener un viejo autor? Dejadle desvariar un poco en su rincón. Está demasiado lleno de odio. Es alguien nocivo. Dicen que es un alcoholico, un yonqui, dicen que espía a las niñas del patio trasero mientras juegan. es un puto pederasta. Hay que acabar con él. Ya no es el rey, la republica se alza, el pueblo se arma, se matan unos a otros. Matan al autor, paran para descansar y tomar aliento y vuelven a matarse unos a otros. La puta de la esquina no sabe que se acostó con el alcalde porque nunca le ha interesado la sección de politica del periodico; el viejo autor intenta cambiar esa información por un polvo pero ella se niega. El intenta regatear una mamada, pero ella se vuelve a negar. Y los ejercitos invaden el país en caos. Es el enemigo, es un ser armado y todopoderoso, sin rostro; es imposible luchar contra ellos. Que hacer? Que hacer? Las lagrimas caen sobre los acordes de las guitarras. El viejo autor es un desertor, un mentiroso, un fracasado, la verguenza de su familia, su credo, su raza y su nación. Lo condenan tres veces a muerte. No quiere morir. Y quién quiere morir? Mephistoteles se le aparece, y el viejo autor comparte con él las cuatro monedas que le quedan en el bolsillo. Como he podido acabar así? le pregunta al diablo. No le busques un sentido, no lo tiene. Acaso algo lo tiene? Con estas palabras se aleja el habitante de los cielos, volando sobre sus alas oscuras mientras ojos aparecen sobre todo su cuerpo. El viejo está empezando a encontrarse demasiado sobrio. Como se sale del espejo? Un vida malgastada para probar esto? Eyacula y sale.
El viejo autor murió al amanecer, junto a su espejo roto (nadie le contó que este nunca funcionó). Sú lagrima postuma fué la única vertida en todo el funeral. Que les zurzan.

Nacional-Salvajismo

Nacional-Salvajismo Dale a un grupo la identidad de pueblo y se convertirá en una verdadera arma de destrucción masiva. Han pasado años en los que se ha luchado por el self made man, es decir, el hombre que se hace a sí mismo, que se aleja de sus raíces para dejar de ser masa y convertirse en individuo. Eso significa renunciar a sus raíces? No, simplemente es intentar que estas no le ahoguen a uno, tomandolas como baremo para las resoluciones a distintas situaciones a las que nos vemos expuestos a lo largo de nuestras vidas. Y cuando parece que lo hemos conseguido, nos damos cuenta de la enorme mentira que hemos erguido frente a nuestros ojos. Identidad... que palabra tan vacía... valores, moral... todo se trata de que gente con la piel más oscura que la de uno no viole a nuestras madres, no mate a nuestros padres y no nos robe el televisor y se mee en nuestras catedrales. Ese es el miedo que da soporte a la identidad, y esta el arma de doble filo por la cual el hombre involuciona. Una buena prueba de ello, para no tener que remitirnos al antaño orgulloso pueblo alemán (perdieron su dignidad como pueblo al disfrazarse de langostas en nuestras costas...), la encontramos en el antaño interesante pueblo catalán. El catalán siempre ha sido muy cerrado, pero tuvo la suerte de tener una ciudad costera que reunía a gente de diversas nacionalidades, que aportaron riqueza y cultura a la ciudad. Estos elementos, correctamente mezclados con el sacro espiritu fenicio de los catalanes, dieron un epujón a la tierra yerma catalana permitiendole liderar sin problemas al resto de españa. El problema de sus dirijentes de antaño y su mal ojo para las inversiones será mejor saltarlo; centremonos mejor en las guerras carlistas. En dichas guerras se manifiesta la verdadera frontera entre catalunya y españa: el catalán de campo y el catalán de ciudad. Los primeros monasquicos y los segundos republicanos, los primeros pageses y los segundos empresarios y obreros, los primeros influenciables y los segundos más intelectuales. No es un retrato cruel, las cosas son como han sido, y por mucho que sea incorrectamente politico el pronunciarlo, eso no va a hacer que la historia fuese de otra manera. Pero no me andaré con rodeos: es evidente que todos los pueblos de campo han tardado en recibir la influencia ilustrada de las ciudades, donde historicamente se han producido más intercambios culturales. Cuando empieza la eclosión decimonónica de la politica catalana, se empieza a dar importancia a los valores tradicionales del catalán de pueblo, porque? Simplemente porque estos eran más manipulables. Así cuando llegan a la ciudad se encuentran con que realmente allí poco importa la gente amontonada. Pero también reciben ideas que en su origen eran intelectuales pero que resultan mal digeridas por ellos (o por otros interesados) como los idearios anarquistas, que acaban con la estabilidad ciudadana española en general. Guerra civil, los anarquistas de pueblo reivindican valores de un prueblo al que realmente no pertenecen porque no consiguen asimilar un mundo que cambia, así toman el ideario anarquista como pretexto para matar a sangre fría mientras los nacionales hacen lo propio. dejemonos de tonterias de rojos y blanquiazules, todo se resume a lo mismo: dale a un hombre un arma y matará en nombre de lo primero que le pueda justificar. No hay progresismo en esa lucha. Nunca lo hubo. Evidentemente, acaban ganando los nacionales, porque estos son militares, y quieras que no, la preparación siempre ha dado la victoria, desde tiempos bien anteriores a Julio Cesar. En la actualidad nos encontramos con una catalunya que ha perdido la memoria historica y ha olvidado que nunca existió una sola catalunya como voluntad unida más que en las palabrerías de los políticos. Se reavivaron las llamas, se les da un arma, una razón para luchar y se revindica la cultura catalana como la inserción en la ciudad de los elementos tradicionales y conservadores de la catalunya profunda. La barretine y las masías no son la catalunya ilustrada, las celebraciones de ERC al son de las sardanas no son la catalunya progresista: es la catalunya profunda, carlista, monarquica, tradicionalista y conservadora. Están preparados para quemas a las brujas de su tiempo: lanzar piedras contra aquellos que defienden ser catalanes sin tener que remitirse a toda la estupidez que se nos intenta imponer: aquellos que se niegan a dar un paso atrás en la evolución. Lo curioso es que la principal burla es considerar a cutro catalanes defensores de esa postura como ilustrados, como si eso fuese una burla... Claro que es normal, en una catalunya donde se premia a aquellos que se burlan de los que llevan gafas, aquellos que amputan la literatura y donde el presidente de un equipo de futbol es tan o más poderoso que el de la generalitat. Esto es lo que pasa cuando se le da poder un pueblo, imaginaos si además se le diesen armas... para quién habría libertad? Poble armat poble alliberat??? Estaís seguros?

Para los artístas:

Para artistas sin ideas, putas baratas de banalidad originalizada, fervientes creyentes de su propio reflejo, siluido por su imbecilidad crónica. Son sus risas vacías, son sus aires altivos, es su hedor... el hedor que desprende todo su ser podrido en su interior, por mucho que intente disimularlo. Demasiada falsa bohemia, ideas mal interpretadas: todo el mundo puede ser ertísta, una forma diferente para decir que nadie lo es. No es fuerte el que justifica su inutilidad reivindicando tal estado, por ello cuando más lo afirmamos es cuando menos seguros estamos de que aquel caso se de. Es que no somos los que somos? No. Nunca lo hemos sido. Nos pasamos horas siendo quienes somos para no darnos tiempo a pensar que en realidad no somos lo que somos. Ahí está la clave: lucha por algo para que la própia realidad no nos marchite como a las hojas de los árboles la llegada del otoño. Luchemos por banderas, ideas, situaciones, dinero, naciones, equipos, movimientos, cuadros, obras, historia... luchemos por algo tan vacío y fragil como la identidad: todo sea para no pensar que no hay nada contra lo que luchar: nunca ha habido nada. Solo nuestro reflejo, nosotros mismos, nuestros hermanos, nuestra sangre. La evolución se institucionaliza, es el horror de los ilustrados, el reino de la ignorancia se basa en ignorar que se ignora, ignorando al que no ignora, porque admite que ignora. E poor si muove? He escuchado e poor si muove? De donde ha salido eso? De las universidades, de los templos del saber de antaño, ahora convertidos en meros tramites burocraticos. Institucionaliza algo para destruirlo. Aceptalo y masificalo y la victoria será tuya. Crea un bando, crea otro: da una razón para luchar y todos estarán a tus pies. La gente aplaude la quema de libros, declara más locos que nunca, y libera a más presos que nunca: porque temen a lo que desconocen y se identifican con aquelolo que nace en su interior. Están locos: van de un lado para otro. Esos son los art´`istas, esos que queman los libros, esos que luchan, esos instituciobnalizados burocratas. Falsos. Doblemente falsos. Sensibilidad barata, reminiscencia no admitida, originalidad de pacotilla. Saben lo que es sentir? No. No saben lo que es sentir, porque siempre han creido, o se han convencido de que sentían, pero nunca se preguntaron si realmente lo hacían. porque sus cerebros están huecos, sus manos est´ñan callosas, y sus talentos nunca existieron realmente. Se puede decir que existe un talento sin inteligencia? Se puede decir que existe el hombre cuando llace un cadaver sin alma? No es arte, es habilidad, y hay mucha habilidad en el mundo. para todos los artístas, soys un fraude.

Una noche en el casino

Una noche en el casino Ayer entré por primera vez en mi vida en un casino. No sé porqué no había entrado hasta ahora. Supongo que siempre me causó cierto respeto el entrar: demasiada gente mayor, demasiados trajes de noche, demasiados jovenes vestidos de botones, demasiadas cartas, demasiadas fichas, demasiadas fortunas dilapadas. Me invitó a entrar un amigo (la entrada cuesta unos 15 euros, pero pudimos entrar gratis). Mi compañero cambió 20 euros en fichas, y yo hice lo própio con mis 20 euros, sin estar demasiado convencido. Se trataba de4 jugar al black jack. Estuvimos esperando mucho rato. Paseé, mientras esperabamos, la mirada por el local: era exactamente como me lo imaginaba, todo viejos y orientales, y entre ellos reconocí al antiguo dueño del restaurante chino que hay al lado de mi casa... que cosas... Nos acercamos a un hueco, mi amigo apostó 5 euros. Se equivocó de juego, estabamos en una mesa de poker, no tenía nada en la mano y perdió 5 euros de la forma más tonta del mundo. Al fín, un hueco en la mesa de black jack, mi amigo corrió a ocupar el puesto y yo permanecí tras él. Empezó a ganar, y a medida que empezó a ganar yo comencé a apostar timidamente 5 euros en sus partidas, y poco a poco fuimos incrementando nuestras ganancias tras pasar por un critico momento de números negativos sobre el capital inicial. Pasaró una hora y media, y quedamos en retirnos en cuanto perdiesemos: no0s habíamos guardado en el bolsillo nuestro capital natural e ibamos quedandonos con nuestros nuevos ingresos poco a poco, a medida que estos iban cayendo en nuestras manos. A la hora de cambiar tuvimos nuestras diferencias sobre el valor extra de cada uno, ya que el mio resultaba claramente superior que el de mi colega, debido a mi buen criterio catalán a la hora de apostar, pero no consideré que tuviesemos que pasar a mayores por un estupido dinero ganado por arte de magia: para mí era demasiado artificial. Luego cambiamos el dinero: 70 euros netos habíamos ganado (descontando los 40 iniciales) y ahí la realidad se tornó de otro color: sin hacer nada nos habíamos hecho con lo que podría haber sido la jornada laboral de un profesiona. No habíamos hecho nada más que observar como el azar soplaba sus vientos y acomodarnos a estos, sin angustias, sin nervios... sin preocupaciones. Me resultó raro pensar que había gente que se arruinaba allí, que se lo dejaba todo. Lo comenté y me respondieron que por algo la casa siempre gana: no exitirían los casinos si a todos nos pasase igual: hoy habíamos tenido suerte. Claro, lógico... pero no había sido tan dificil. Soy Bukowski y espero a que ganen mis caballos. Sólo se trata de verlos correr y saber apostar, que problema hay en ello? Exacto, que problema hay? Damasiadas caras grises, como siempre, demasiadas lucesitas, demasiadas cartas, demasiados viejos, demasiados orientales...
Y en medio de todo y de todos, yo, tras los apostantes, viendo como se funden los euros, ceñido por la garra del dinero facil. Caeré en la tentación? Seguramente. Siempre me han atraído los lugares tan oscuros y decadentes como ese. A la larga la casa siempre gana. Eso es la vida. Hagas lo que hagas siempre postarás por lo facil, te dejarás ceñir por su garra y al final la casa ganará. Eso siempre pasará, igual que siempre continuarán brillando y sonando las tragaperras, al son de las campanas milenarias de las nuevas catedrales que hace siglos ya se erigieron. La casa ha ganado. Fin de trayecto. Luego... nada...

Al otro lado del espejo...

Al otro lado del espejo... Hace unos días se celebró la primera edición del Bread&Butter Barcelona. Tuve la ocasión de asistir como miembro de la prensa del sector y ser así testigo de como se ven las cosas desde el lado de los creadores, así como descubrir el porqué fuman los periodistas. Empezaré por el primer punto, que es meramente abnecdótico, y es que cuando te miman al extremo tienes ganas de encenderte un cigarrillo para emular el acto post-placentero cuando has acabado de follar. Tal vez esos fueron los mejores momentos de la feria: cuando me trataban como el periodista que era. Tenía razón Paul Marchand cuando decía que uno no busca a ser periodista sino que acaba siendolo. Tal vez tenía razón. Ahí estaba yo, discreto, apoyado en la pared, esperando a que empezase la rueda de prensa, con camareros continuamente dispuestos a servirme copas de cava (a las 11 de la mañana...) pasteles de chocolate y croissants, sin conocer a nadie y preguntándome qué diablos podría hacer... lástima que no fume (de momento) porque eso me habría permitido hacer algo diferente a encender el iPod como el adolescente marginado encendiendo el disc-man para evitar sentirse tan desencajado en el conjunto.
Hasta ahí la tentación tabacalera. Pasemos ahora a lo realmente importante: el mundo a través del espejo. Estar en la feria me permitió volver a contraer el sindrome de los reyes magos, llamado también el sindrome del desengaño o de la cruda realidad. Siempre que se entra en contacto con un medio del que, cual autenticos profanos, desconocemos su funcionamiento. Ahí estaban todas las marcas que había querido llevar en algún momento de mi vida (Draven, Oakley, Converse, Emily the Strange (sight...), North Point), así como otras que me eran demasiado familiares (vease Eastpack, Quicksilver, Dockers, Calvin Klein) y encuentros afortunados (CBGB & OMFUG, Fender, UMM, White Line). El caso es que en contacto con estas conseguí ver como se estaba moviendo todo: mucho ruido y pocas nueces, como siempre. Eso ya lo sabía, pero fue al entrar en contacto directo con ello cuando pude ver hasta que punto se llevaban estos extremos. Era un mundo de duendes que habían dejado de creer en los duendes, chicas de largas piernas, marcados pechos y vacías miradas, convencidas, en su convencimiento, de las convenciones allí convencionadas... O lo que es lo mismo: nada. pero no un a nada como las demás, aquello era una nada tan llevada al extremo que dejaba de ser nada para pasar a ser un tremendo absurdo. Lo que no quita que hubiese gente interesante. La ironía fue que los más interesantes no tenían dinero para que les interesase mi soporte, ni mi soporte estaba hecho para que ellos tubiesen cabida; sin embargo pienso que ellos fueron las mejores personas que pude en contrar allí. Coíncidían conmigo en las cuestiones que les planteaba respecto al festival... menudos eramos! Chicos antisistema totalmente absorvidos por él. Ello no quitó que tuviese que apretar los dientes frente a las exigencias y explicaciones de aquellos que SÍ tenían el dinero para apoyar a nuestra publicación. No voy ahora a justificar aquello en lo que he estado trabajando todos estos meses, pero sí que tengo suficientes apuntes como para llenar este espacio durante muchos meses...
Muerte a la moda!
Muerte a los Fashion!
Muerte a lo Cool!
Muerte a la gente guapa!

Taste you

Recuerdo estar al borde de una piscina, recuerdo haberme bebido varias botellas de cerveza, una especie de ponche y un par de vasos de vodka puro. No es el tipo de vodka que acostumbro a tomar... aunque eso no es lo que importa, sino que me he alejado de la gente para acabar de caer.
Siempre me pasa cuando estoy con mucha gente: siento la necesidad de alejarme de ellos y de encontrarme conmigo mismo. Las risas de los demás resuenan en mi cabeza y reaccionan con una mayor necesidad de encerrarme en mi interior.
Las voces se alejan poco a poco y dejo que el alcohol empiece a tomar las riendas de mi consciencia... necesito ser menos consciente para poder resistir a un encuentro sincero conmigo mismo. No me soporto, no disfruto con mi compañía... me molesto. Una cosa lleva a la otra y sentencio la poca cordura que sigue en pie. Me lanzo al vacío. Me suicido. Ni siquiera doy una oportunidad a las ruinas de mi ser. Acabo con todo de una vez por todas.
Luego silencio...
Arrepentimiento...
Que he hecho? Realmente hacía falta? Representa que he acabado con todo mi ser, sin embargo sigo aquí... más amargado si cabe.

Zombie

Vuelto de entre los muertos. Necesitaba este descanso, dejar de escribir, dejar de pensar, dejar de creer, dejar de preguntar, dejar de ambicionar...dejarlo todo. Me he sentido mejor? No. Para nada. Dejé de escribir tras pillar la gripe y empezar a delirar tumbado en la cama. Me enteré de la muerte simultanea de dos vecinos mientras estaba tumbado en el sillón de casa, con mi bata azul, y era tal mi delirio que apenas me impresionó la noticia: estaba demasiado ocupado con mantener mi cerebro en su sitio. No nos damos cuenta de nuestra debilidad hasta que unos seres metidos en nuestra sangre impide que nuestros miembros respondan a las ordenes de nuestro cerebro. Recuerdo que mientras meaba empecé a perder la presión y mi visión se empezó a despigmentar, para cuando cerré la bragueta apenas podía ver. Tuve que volver a la cama totalmente ciego, me tumbé y enseguida me tiré al suelo. Tenía nauseas y no quería manchar algo valioso. Es increible porque a pesar de todo, lo único que me preocupaba era no manchar nada. Y yo? Quién es más importante, yo o la alfombra? Arcadas, ya viene. Odio vomitar. Cuando lo hago cierro la boca y el vomito acaba saliendome por la nariz. Es horrible. Luego tengo que dejar la boca abierta para que aire libre de la irritación a mis fosas nasales. En ese caso no fue así: apenas salieron un par de chorros de bilis. Un amargo recuerdo. Un amasijo de huesos y carne temblorosa, agazapado en el suelo, llorando para no tener que levantarse. Ahí estaba yo, mi orgullo, mi arrogancia, mi fuerza, mis sentimientos, mi fragilidad, mis ambiciones... todo yo, aferrado a la esperanza de que todo pasase lo más rapido posible. Pasaron lo días y me puse bien. Lo único que me queda es una molesta tos seca.
El caso es que me reincorporé al trabajo y este me impidió atender a este blog. Ni siquiera ahora tengo tiempo para escribir, pero tengo necesidad de hacerlo. En estos días me he cortado el pelo, he montado (sigo en ello) un nuevo grupo, sigo con las clases, me ocupo de la revista, he conocido un mundo muy alejado al mío... he visto una nueva forma de reafirmarme como individuo. Por ello he pasado en soledad la semana santa. Ya no dependo de nadie para nada. Por primera vez he aceptado una soledad que ha estado conmigo desde el principio. He apagado todos los amplificadores para escuchar el silencio: siempre ha estado ahí, simplemente me he dedicado a ocultarlo para creer que las cosas me ivan bien. A la mierda con el bien y el mal. No quiero la felicidad, pero tampoco quiero la soledad. Me ha costado aceptarla, me ha costado mucho aceptarla, admitir que ahí ha estado siempre. Dale la mano a la nada para sentirte realmente acompañado.
En poco tiempo he llegado a aborrecer a la gente. No es que haya desarrollado algún tipo de agorafobia psicotica, simplemente es que me acabo de aceptar a mí mismo como individuo y no como parte de algún grupo. Siempre quise tener un grupo pero el desencanto me ha enseñado que yo no estoy hecho para eso. Se critica a los músicos de jazz por ese mismo motivo. Que más da? Yo soy músico y hago la música que yo quiero escuchar, como Nietzche escribió lo que pensaba, como el lobo de la estepa caza lo que quiere, sin necesidad de un grupo a quién demostrar lo que sea. Egoísmo, individualidad o como quieran llamarlo, pero al final estoy yo, solo yo, y no le debo nada a nadie, no soy mejor ni peor. Soy yo.
Enfermo o sano, loco o cuerdo, entero o a pedazos, moderado o pasado de rosca...
Yo soy yo para mí.
Hay algo que pueda cambiarlo? Seguramente si. Aún creo en el amor, aunque este no sea el mismo en el que cree la gente. Creer... que raro me suena esa palabra... pero como definir algo para lo que vale la pena seguir con vida... aunque sea irracional?

Nadar en el olvido

Nadar en el olvido

Enciendo un cigarrillo mientras me siento en un banco, cerca de la playa del trstemente conocido pueblo Castelldefels. Una vez vi una imagen que definiría a este pueblo: había un nuevo bar que prentendía ser vanguardísca, con un mobiliario digno de Vinçon, una decoración minimalista y una predominancia de colores claros (blanco y beige), lo que vulgarmente se conoce como modernetes. Parecía pedir a gritos que artístas con boinas y puritos cafe creme y otra beautiful people fuesen a setarse en sus sillas y a pedir un martini, o algo parecido. En vez de eso, su cliente era la señora maría: una señora que pasa de los cincuenta años, con el pelo rizado y algún rulo colgando en la parte trasera (es auténtico: lo ví con mis propios ojos) y una bata de cuadros azules y blancos. Ver a aquella señora riendo y gritando para saludar a sus amigas que pasaban por la calle parecía justificar la cara de un pobre camarero, que tal vez esperase encontrarse con otro tipo de cliente. Sé que es una imagen un poco cruel, porque... quienes somos nosotros para decicidir donde puede o no ir esa señora? Sea como fuese, imaginaos el cuadro. Eso es Castelldefels. Pero yo estaba lejos del pueblo, y tampoco había nadie en la playa: era noviembre y el cielo tomaba tonos plomizos. El viento era ensordecedor y el mar rompía con fuerza contra la fina arena de la costa. Es un cuadro deprimente, pero tiene su encanto, y este reside en el hecho de saber que no hay nadie. No tardó en caer una fina llúvia y al rato pagué el cigarrillo. Nadie sabía que estaba ahí. tenía ganas de acercarme al mar, penetrar en él y no salir nunca más. Desaparecer. Alguien hablaría de mí cuando hubiese desaparecido? No importa. Nadie hablará de mí, ni del bar ese del pueblo, ni de la señora maría ni del president de la generalitat. Que más da dejarlo todo y migrar hacía otra parte, lejos de escenarios conocidos, rosotros conocidos y lazos afectivos? No es que acabase de darme cuenta de lo arraigados que estamos en un territorio: amigos, amantes, familia, trabajo, proyectos, sueños, ilusiones... pero en ese momento me entraron ganas de dejarlo todo: huír bien lejos, que nadie nunca supiese donde he ido. Tal vez a Buenos Aires, o a Nueva Orleans... suficientemente lejos como para empezar de nuevo, para poder huír seguidamente de ese lugar para volver a empezar... y así sucesivamente. Tal vez tanto cambio acabase por minar mi esencia como persona: son nuestras raíces las que nos definen, no? Tal vez estubiese condenandome a ser olvidado... Y que más da. Que es lo que realmente importa de mi vida como para necesitar ser recordado a toda costa. Tengo miedo de que si se me olvida pierda mi identidad? Quién soy yo? Soy la imagen que tienen  los demás de mí? En que me con vierto si no puedo verme reflejado en los recuerdos de otra persona? Preguntas y más preguntas... tengo ganas que se disuelvan en el agua en cuanto me ponga a nadar en el mar del olvido.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

El increíble talento de Victoria Frances (ironía)

Me encanta sentirme incomodo. Siento como si la própia incomodidad me llenase, me realizase... Como cuando suena una pieza de jazz y parece que todas las notas están encajadas más por la voluntad del músico que por su naturaleza, y sentido, musical en sí. Ver un cuadro asímetrico y realizarse en la incomodidad que ello provoca. De eso estoy hablando: situaciones que huyen del convencionalismo, tanto en la comodidad como en la tranquilidad de la consciencia. Són los fantásmas que conseguimos generar en nuestro interior y que provocan esa intranquilidad los que nos configuran como individuos. Al explorar los lados menos agraciados de nuestra vida nos conseguimos mantener en guardia, siempre activos, curiosos, vivos... preparados para romper toda barrera que se construya, llegando a estados de decadencia total... pero siendo uno mísmo al fín y al cabo.

Continúo el artículo varios meses despues. Creo que debería matizar un poco esta idea. La incomodidad atrae, igual que una vida llena desbordante de problemas es mil veces más rica que la aburrida perfección. La belleza de la música clásica reside en esas imperceptiblers varíaciones de tempo, las que transportan el verdadero sentimiento de su interprete. El jazz, tan complicado, tan dificil de hacer agradable y digerirlo... pero esa indigestión intelectual, ese desafío a nuestras tripas... ahí reside su belleza. Algo que nuestros instintos rehuyen, pero que con un pequeño esfuerzo podemos asimilarlo intelectualmente en su sentido o, incluso, su sinsentido. Este punto de vista está bastante desprestigiado actualmente, cuando las avanzadillas del arte no són más que meras comparsas comerciales que disimulan su falta de talento en la más pura insensatez, vacía de contenido, vacía de alma. El dada no tenía sentido, pero tenía alma, había un creador detrás que imprimiía fuerza e inspiraba vida en ese caos. Pero ya no vivimos en esos tiempos donde las inquietudes hacían que la mediocridad fuese tan sólo el desvarío de un surrealista. No. Ya no existe trasfondo en el arte, ni vida, ni fuerza, ni energía. Sólo comodidad y mierda. El viejo borracho es un gran escritor desconocído por un público que siglos antes le hubiese recibido como a jesucristo. Que le ha pasado a la vida? Se ha vaciado. Sólo grandes escritores y ni una sola obra que valga la pena. Sólo músicos sin canciones... Sólo nada. Aburrimiento. Qué vivo se siente uno ante la incomodidad.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres