Blogia
Spleen

Taste you

Recuerdo estar al borde de una piscina, recuerdo haberme bebido varias botellas de cerveza, una especie de ponche y un par de vasos de vodka puro. No es el tipo de vodka que acostumbro a tomar... aunque eso no es lo que importa, sino que me he alejado de la gente para acabar de caer.
Siempre me pasa cuando estoy con mucha gente: siento la necesidad de alejarme de ellos y de encontrarme conmigo mismo. Las risas de los demás resuenan en mi cabeza y reaccionan con una mayor necesidad de encerrarme en mi interior.
Las voces se alejan poco a poco y dejo que el alcohol empiece a tomar las riendas de mi consciencia... necesito ser menos consciente para poder resistir a un encuentro sincero conmigo mismo. No me soporto, no disfruto con mi compañía... me molesto. Una cosa lleva a la otra y sentencio la poca cordura que sigue en pie. Me lanzo al vacío. Me suicido. Ni siquiera doy una oportunidad a las ruinas de mi ser. Acabo con todo de una vez por todas.
Luego silencio...
Arrepentimiento...
Que he hecho? Realmente hacía falta? Representa que he acabado con todo mi ser, sin embargo sigo aquí... más amargado si cabe.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres