Blogia
Spleen

Nacional-Salvajismo

Nacional-Salvajismo Dale a un grupo la identidad de pueblo y se convertirá en una verdadera arma de destrucción masiva. Han pasado años en los que se ha luchado por el self made man, es decir, el hombre que se hace a sí mismo, que se aleja de sus raíces para dejar de ser masa y convertirse en individuo. Eso significa renunciar a sus raíces? No, simplemente es intentar que estas no le ahoguen a uno, tomandolas como baremo para las resoluciones a distintas situaciones a las que nos vemos expuestos a lo largo de nuestras vidas. Y cuando parece que lo hemos conseguido, nos damos cuenta de la enorme mentira que hemos erguido frente a nuestros ojos. Identidad... que palabra tan vacía... valores, moral... todo se trata de que gente con la piel más oscura que la de uno no viole a nuestras madres, no mate a nuestros padres y no nos robe el televisor y se mee en nuestras catedrales. Ese es el miedo que da soporte a la identidad, y esta el arma de doble filo por la cual el hombre involuciona. Una buena prueba de ello, para no tener que remitirnos al antaño orgulloso pueblo alemán (perdieron su dignidad como pueblo al disfrazarse de langostas en nuestras costas...), la encontramos en el antaño interesante pueblo catalán. El catalán siempre ha sido muy cerrado, pero tuvo la suerte de tener una ciudad costera que reunía a gente de diversas nacionalidades, que aportaron riqueza y cultura a la ciudad. Estos elementos, correctamente mezclados con el sacro espiritu fenicio de los catalanes, dieron un epujón a la tierra yerma catalana permitiendole liderar sin problemas al resto de españa. El problema de sus dirijentes de antaño y su mal ojo para las inversiones será mejor saltarlo; centremonos mejor en las guerras carlistas. En dichas guerras se manifiesta la verdadera frontera entre catalunya y españa: el catalán de campo y el catalán de ciudad. Los primeros monasquicos y los segundos republicanos, los primeros pageses y los segundos empresarios y obreros, los primeros influenciables y los segundos más intelectuales. No es un retrato cruel, las cosas son como han sido, y por mucho que sea incorrectamente politico el pronunciarlo, eso no va a hacer que la historia fuese de otra manera. Pero no me andaré con rodeos: es evidente que todos los pueblos de campo han tardado en recibir la influencia ilustrada de las ciudades, donde historicamente se han producido más intercambios culturales. Cuando empieza la eclosión decimonónica de la politica catalana, se empieza a dar importancia a los valores tradicionales del catalán de pueblo, porque? Simplemente porque estos eran más manipulables. Así cuando llegan a la ciudad se encuentran con que realmente allí poco importa la gente amontonada. Pero también reciben ideas que en su origen eran intelectuales pero que resultan mal digeridas por ellos (o por otros interesados) como los idearios anarquistas, que acaban con la estabilidad ciudadana española en general. Guerra civil, los anarquistas de pueblo reivindican valores de un prueblo al que realmente no pertenecen porque no consiguen asimilar un mundo que cambia, así toman el ideario anarquista como pretexto para matar a sangre fría mientras los nacionales hacen lo propio. dejemonos de tonterias de rojos y blanquiazules, todo se resume a lo mismo: dale a un hombre un arma y matará en nombre de lo primero que le pueda justificar. No hay progresismo en esa lucha. Nunca lo hubo. Evidentemente, acaban ganando los nacionales, porque estos son militares, y quieras que no, la preparación siempre ha dado la victoria, desde tiempos bien anteriores a Julio Cesar. En la actualidad nos encontramos con una catalunya que ha perdido la memoria historica y ha olvidado que nunca existió una sola catalunya como voluntad unida más que en las palabrerías de los políticos. Se reavivaron las llamas, se les da un arma, una razón para luchar y se revindica la cultura catalana como la inserción en la ciudad de los elementos tradicionales y conservadores de la catalunya profunda. La barretine y las masías no son la catalunya ilustrada, las celebraciones de ERC al son de las sardanas no son la catalunya progresista: es la catalunya profunda, carlista, monarquica, tradicionalista y conservadora. Están preparados para quemas a las brujas de su tiempo: lanzar piedras contra aquellos que defienden ser catalanes sin tener que remitirse a toda la estupidez que se nos intenta imponer: aquellos que se niegan a dar un paso atrás en la evolución. Lo curioso es que la principal burla es considerar a cutro catalanes defensores de esa postura como ilustrados, como si eso fuese una burla... Claro que es normal, en una catalunya donde se premia a aquellos que se burlan de los que llevan gafas, aquellos que amputan la literatura y donde el presidente de un equipo de futbol es tan o más poderoso que el de la generalitat. Esto es lo que pasa cuando se le da poder un pueblo, imaginaos si además se le diesen armas... para quién habría libertad? Poble armat poble alliberat??? Estaís seguros?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres