Blogia
Spleen

Like a Rolling Stone (esta vez de verdad)

Ultimamente han pasado demasiadas cosas. Demasiadas cosas como para asimilarlas del todo. Seguramente permanecerán atragantadas en el fondo de mi alma y provocarán futuros traumas. Según Freud seguramente fuese motivo para declararme homosexual. Que se joda.
La cuestion es que la realidad, nunca del todo firme, cada vez se diluye más. Es un curioso equilibrio, pues lo que de pequeño hacía la imaginación, hoy lo hace la razón.
Y cual es mi lugar dentro de todo esto? Me da la sensación de que tengo códigos distintos, de que tengo unos valores descalabrados por algún punto. Y és el tener esos valores descalabrados que me lleva siempre a decir que no hay valores. Pero es muy facil decirlo...la cuestión es desprenderse de ellos, destruirlos en la misma nada que los ha generado. Y todo se queda en eso... palabras.
Y es entre estas palabras que nos movemos, como sombras de nuestras própias mentiras. Porque al final todo se reduce a eso...mentiras. Mentiras y más mentiras. Y en el fondo sólo somos eso. Confundimos los que somos y lo que mostramos, hasta tal punto en que no mostramos lo que somos, sino que acabamos siendo lo que mostramos. Eso invade nuestro mundo interior y lo vulnera hasta tal punto que lo somete a igual que al resto de nuestro ser. Homogeización.
La única lucha que debería existir es por ser nosotros mísmos... es una lástima que tanta gente lo dé por sentado.
Me da igual. Grito socorro porque no me encuentro a mí mismo, y porque no conozco a nadie que se haya encontrado a sí mismo, a pesar de que estén convencidos de ellos.
Tal vez lo siga gritando hazta que alguien me haga caso, o simplemente me lo calle. Da igual.
El sueño me vence y yo me depeño rodando cual roca por la pendiente...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres