Blogia
Spleen

El diablo me invito a una cerveza y yo pedi una coca-cola

De madrugada, como viene siendo costumbre los ultimos tiempos, escribo mejor. Estoy agotado, se me cruzan los cables, pero las manos corren sobre el teclado como en ningun otro momento del dia.
Siento los dedos picando con violencia sobre las teclas. Hay algunas que ya no funcionan. El sonido que produzco es mas comparable al de una maquina de escribir que al debil murmullo que acondiciona cualquier oficina o despacho. Eso es el limbo. Un gigantesco complejo de oficinas. Sonidos esteriles. Colores esteriles. Todo esterilizado, vaya.
Y ahi estoy yo. Me han cortado el pelo. Llevo puestas unas gafas de pasta de vidrio. Una corbata y una camisa. Hace calor. Bueno, la verdad esque no hace ni frio ni calor, sino una agobiante ambiguedad termica. Lo que pasa esque me estoy sofocando. La corbata se aprieta en mi cuello, manchas de sudos aparecen en distintos puntos de la camisa. No puedo aguantarlo. Que conyo se supone que estoy esperando? Me levanto. busco con la vista donde hay un letrero que senyale la salido. No veo ninguno. No recuerdo como he llegado ahi. Pregunto en voz alta donde esta la salida. nadie responde. Nadie siquiera voltea su cabeza. Personas esteriles en un mundo esteril. Solo el incesante sonido de los teclados de ordenador.
Esto es una pesadilla. Habeis estado en el Corte Ingles? Sabeis esa sensacion de clautrophobia que suele cogernos cuando miramos hacia todos los lados y no encontramos ni un solo punto de luz natural? (ventanas) Pues lo mismo pasa dentro de esa oficina. De todos los puntos viene la misma iluminacion esteril del tubo fosforescente. Cada vez doy mas vueltas. Los cubiculos forman pasillos que no acaban nunca. Mi vista ni llega siquiera a discernir un origen..o limite de todo ese mundo de locos.
Es de locos. O acaso el loco soy yo?
No lo se. Simplemente soy el protagonista anonimo de una pelicula que nunca se filmo. Asisto como espectador a la decadencia de mi mundo. Si. Mi mundo se funde ante mis ojos. Se derrumban los edificios que me rodean. Antes no lo sabia, pero yo soy esa figura negra que lo observa. Siempre lo habia visto de espaldas, pero hace poco lo vi de ferente. Es Spleen. Una delgada figura negra. Tiene pelo largo. s claro. El resto de facciones estan ocultas por su sombrio semblante. Tan solo despuntan como apendices unos delgados y huesudos brazos y un par de ojos, iluminadas esferas, grotescamente desproporcionados para su delgado rostro.
It s faceless man? No. it s Spleen.
Y mientras toco la guitarra, el sigue oservando como todo se hunde a su alrededor. Yo soy uno, y soy dos. Yo toco la guitarra. Yo toco el bajo. Es la melodia de la destruccion.
Hasta que no quede nada en pie, seguiremos tocando. Porque el diablo nos dijo que nos guardaba un sitio en su infierno. Yo seria encadenado, inmortal, con agulas arrancando mi igado una y otra vez. Yo seri aquel que empuja una piedra hasta la cima de la colina, y cuando mi esfuerzo se ve realizado, esta vuelve a caer, repitiendose la jugada hasta la eternidad.
No vayais a ver Troya. Es una puta mierda.
Saludos desde el infierno. Desde mi infierno. Saludos desde Infernalia
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres