Blogia
Spleen

Tres en un burro (tres casos en los que por la boca muere el pez)

Són los pequeños detalles los que te hacen descubir la verdad sobre las personas o sus intenciones. Pongo como primer caso el de un profesor mio de constitucional. En la reunión de ayer acerca de la constitución europea, el moderador, que es a la vez profesor mio de la asignatura de derecho constitucional (en la cual reincido este año) tuvo una mala respuesta para una señora que con toda la buena intención del mundo propuso una información que los ponentes habían sido incapaces de dar a una de las preguntas que se les planteó. Como faltaba tiempo porque uno de estos ponentes tenía que irse, el buen profesor hizo callar a esa persona de una forma increíblemente grosera, poniendose rojo y, sin razón, tratandola de alguien inferior a él. Personalemtnte, esa mala reacción, esa bajeza, sacó a relucir mucho de la naturaleza de ese individuo (que por otra parte se las da de enrollado ante sus alumnos primerizos).El segundo caso es el de otro profesor mio, con la diferencia de que ya no lo tengo, con el que compartí una interesante tertúlia en el bar de la facultad. La verdad esque es una persona que siempre me ha parecido simpatica y por la que en ningún momento he sentido antipatía. El caso es que hablaba de la injusticia de los convencionismos morales que hacían a uno parecer el anticristo por alejarse un poco de ellos. Hasta ese punto estoy completamente de acuerdo con él. Lástima del ejemplo, un tanto evidente, y que dejó entrever que esas sentencias buscan más encandilar que realmente enseñar. La defensa del imán encarcelado por exhibir las formas de agredir a una mujer sin que se notase me pareció del todo gratuita. Vale, todos tenemos derecho a expresar nuestra opinión, y el estado no es nadie para encerrarnos si nos negamos a cambiarla. El problema es que en el caso de un imán se habla de una persona con la capacidad de transmitir algo que la gente va a analizar con la fé, y cuando hablamos de fé nos saltamos todo el capitulo referente a la racionalidad. Uno es libre de exponer lo que quiera, es cierto, pero si se le otorga una responsabilidad como la de cargo religioso en quién la gente va a confiar ciagamente y seguir con devoción... entonces, ya no hablamos de los mismo. Una grave falta de fondo para un tema que es tan poémico en su superficie. A veces hay que buscar la polémica de una forma mucho más sutil, que es a menudo menos encandiladora. Mi última referencia se la dedico a nuestra señora vicepresidenta del gobierno del PSOE dirijido por Rodrigo Zapatitos, alias "el bambi". Hoy ha aparecido en televisión diciendo que el plan Ibarretxe iba en contra de la constitución española y la constitución europea. Epa! Un segundo. La constitución europea? La misma que no entra en vigor si no supera su aprovación en el referendum? Entonces, si no es seguro que vaya a ser aprobada... como es posible que ya la usen como argumento valido? Como se atreven a juzgar algo de anticonstitucional si nos han dejado a nosotros, the poeple, tener un voto referente a ello? Esque acaso importamos una mierda? Nuestros votos no van a valer nada? Ya han decidido aprobarla pasando olimpicamente de los resultados? Parece ser que a todas estas preguntas las responde esa frase. Lo siento por si alguien cree que la democracia es el poder del pueblo. Nunca ha sido así, y nunca lo será. Ave.
He aqui lo que aparentan, he aquí lo que són.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres