Blogia
Spleen

I sell the society

Sigo un pasillo vacío. No se vé nada más allá. Ni delante ni detrás. Un pasillo infinito en medio del vácío. Ese miedo que forma parte de nuestra esencia. El miedo a lo desconocido, el miedo al infinito...
Y sigo dando pasos, uno tras otro. A veces voy rapido, otras despacio. No me debería importar, pero aún así lo hago. Me muevo en un camino en el que podría pararme. Tan inútil es una acción como otra.
Y más miedo...e inseguridad. Me duele el estomago cada vez que intento pensar en el más adelante. Porque sigo? Porque sigo?
Me siento perdido. Solo. Confuso.
Y no quiero saber nada de nadie. Y me balanceo, dándome con los lados del pasillo.
Iros a la mierda todos los que os plantaís en una puerta. Odia vuestra felicidad. Odio vuestra fé. Odio vuestros grupos, vuestros amigos, vuestros dioses. Odio vuestros ídolos, odio vuestras sonrisas, odio vuestros perfumes.
Os odio en general. Envidia de lo que nue puedo ser. No puedo pararme en una puerta. No poseo la llave de ninguna. Tal vez más adelante? Pero quedará algo de mí más adelante? O me habré consumido ya?
Me puedro. Siento que me pudro por dentro. Cadfa año es peor que el anterior. Cada vez veo más risas y siento menos por mi parte.
Debería preocuparme? Estoy fuera porque no puedo entrar en ninguna de las puertas. Soy debil. Si tuviese alguna llave la usaría. No soporto este limbo que me hace diferente. Que me niega los placeres.
Quiero cegarme en el placer. Quiero enviar a la mierda todo, pero conservarlo todo.
Soy un mar de contradicciones luchando entre sí.
Smashing Pumpkins. Agua y aceite. El ying y el yang. Una mezcla más fuerte que yo, debil recipiente, hecho de un cristal quebradizo que se rompe poco a poco.
Me quiero morir. No aguanto más. Estoy cansado, estoy podrido. Necesito una ducha que purque toda la mierda que llevo encima.
Encontrar paz, equilibrio, fé, dios, lo que sea...
Algo que me ayude a soportar, algo que me ayude a dar algún paso más, aunque no tenga sentido seguir...
Y estallo de rabia. Estoy harto, harto, harto, harto...
Si yo no puedo nadie podrá. Por eso destruyo. Destruyo por impotencia. Nietszche era un farsante. Todos los grandes han sido unos farsantes, han sido genios a su pesar.
Y ya no importa nada.
Todo mentiras. Un manto demasiado espeso.
Me he cansado de follar, sólo quiero un beso.
Y mientras destruyo.
Los cuadros colgados del pasillo caen a mi paso.
Y yo los odio a todos. Arranco la pintura. Me areranco las nuñas. Mi carne empieza a quemar. Ya no veo.
Pero sigo chillando.
A la mierda con todo, a la muerda con todo el mundo...
Y vendí al mundo porque no conseguí comprenderlo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

4 comentarios

Caronte -

Normalmente bebo en las fiestas. Bebo mucho, para no tenerlo que pasar mal. pero la bebida me entristece, resalta mis carencias, y nunca consigo emborracharme, no importa lo que beba. O me sorprendo en la discoteca de turno pensando...que busco? Un polvo facil?
Si existe esa persona...donde buscarla?

Nell -

Sabes lo que creo? No deberías intentar pasártelo bien como se lo pasan ellos, sabes que ese rollo no va contigo, si, es bastante jodido pasar un finde en casa solo, y meses y meses, pero no te hará sentir mejor salir a sus fiestas, estas pidiendo a gritos una buena conversación, una tarde tranquila paseando por la playa, una buena película, si, pero con quien? Es la pregunta que nos hacemos todos en estos momentos, porque nadie es la persona indicada, nadie va tan allá como tu quieres que vaya, nadie siente tanto como a ti te gustaría, eso es lo que te impide disfrutar, ser feliz, esa persona que te entienda, alguien que te abrace en mitad de la noche y te diga que todo saldrá bien, y que decir? Solo esperar te queda, nos queda, pero vendrá, lo sé, la esperanza es lo último que se pierde, y aunque no venga el amor, habrá amistad, hay muchas personas que merecen la pena, solo hay que buscarlas en los sitios indicados.

Caronte -

Es un sentimiento extraño el mio, porque deseo ser omo el resto, pero algo me lo impide. Algo me impide pasarmelo bien cuando ellos se lo pasan bien, algo me impide olvidarme de todo...y simplemente ser feliz.
Más de una vez he organizado alguna fiesta y me he quedado sentado sólo en el tejado, mirando como el resto se lo pasaba bien. Por un lado disfrutaba viendo que disfrutaban, pero por el otro rabiaba por no poderlo pasar bien. Me faltaba algo.
Creo que no hace falta que me espere una puerta, sino más bien alguien que quiera seguir aminando conmigo por el infinito.

PD:gracias

Nell -

Es triste verdad? Bastante triste intentar buscar unos ojos y no encontrarlos, buscar una abrazo, un beso, en realidad algo sincero para darte cuenta de que alguien (o el mundo) es capaz de sentir. A veces tengo la sensación de que todos mis problemas se irían solo con el echo de poder hablar con alguien, o de llorar y abrazarlo, y si no se fueran los problemas al menos cogerías fuerzas para seguir adelante. Esta soledad es la que nos asesina, es algo que te pudre por dentro, que te quita hasta el último suspiro de vida, ojala se pudiera decir algo para que mañana fuera todo distinto, ojala las palabras tuvieran algún sentido... ojala pudieras sentir de lo que eres capaz de ofrecer, y que yo, solo leyendo esa frases sangrantes me he dado cuenta, sé que suena vacío y viniendo de alguien que no conoces no tiene sentido pero... tú vales mucho, y sabes? Todo saldrá bien, Hay una puerta para ti ;-)

Pd. Siempre he querido que me dijeran eso...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres