Blogia
Spleen

Mucho ruido y pocas nueces

Estuve esta mañana ojeando un libro de diseño grafico. Bueno, más que un libro era una revista. Era una revista con cientos de imagenes, relfejos de la imaginería sin limites de los diseñadores de nuestra era.
Pero al girar la última página no pude reprimir un curioso sentimiento de vacio.
Me dí cuenta de que lo que les faltaba a todas esas imagenes era un contenido que les diese textura. Eran mil expresiones sin alma, facilones, con un mensaje más que evidente. Algunas, las mejores, nisiquiera tenían mensaje.
Y esque, señores, este es el simbolo de la epoca que nos ha tocado vivir: mucha imagen y nulo contenido. La cuestión es que exista la sensación de que puede existir una profundidad para que ya no exista la voluntad por ahondar en ella.
Nos hemos perdido en mil imagenes y hemos pardido la capacidad de abstraerlas...
Bueno, más que perder la capacidad de abstraer, hemos perdido el control de la abstracción. Ahora se trata de soltar ideas que parezcan conexas y que sean efectistas a un nivel simbolico para que sirvan de estandarte a una cultura inexistente, reforzada por los que no ven la treta porque ellos mismos han caido en ella desde hace tiempo.
Así murió la filosofía: cuando nacieron los intelectuales.
Moraleja? Dejad de finjir, un dibujo sin alma es como un filosofo que nunca existió y al que se tuvieron que inventar para dar nombre a una genialidad....es decir, una farsa, un circo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres