Blogia
Spleen

Rock City Morgue

Recuerdo esos primeros años de bachillerato. Pro primera vez habíamos formado un pequeño grupo de compañeros afínes en bastantes sentidos. Ya no estabamos solos en escuelas diferentes, se había dado la casualidad de que no existían de repentente etiquetas, y habíamos llegado a un estado de madurez en que ya no importaba el resto. Un grupo de niños grandes a los que ya no les afectaba que les señalasen con el dedo. Dentro del grupo evidentemente estaban los más sociables, los menos, y los que apostaban por una estética más radical. Yo me encontraba entre los menos sociables y los más exagerados. Era una forma de justificar mi retraso de desarrollo fisico y cerrarme a los demás. Yo prefería pocos pero bien escojidos...y al final acabé quedando practicamente solo.
El caso esque dependiendo de la música y de la filosofía de la vida...fuimos fraccionandonos. Xesko y company lo veían todo de una forma más optimista, escuchaban punk y ska y ya nisiquiera los veo. Toxic era el punk sin fondo, sólo forma...por eso era más sociable cara los demás, supongo, y bruto hacia nosotros. Tampoco lo veo. Salva y el resto eran gente que desmarcada no acabava de alinearse, y se han seguido viendo entre ellos, aunque no creo que hubiese un fuerte nexo de unión. Luego quedabamos Twiggy, Marina y yo, Nekris. Twiggy y yo teníamos gustos parecidos musicalmente y una visión pesimista de la vida que los demás no acababan de aceptar. Te lo puedes pasar muy bien con el grupo, pero cuando tienes un momento malo no sabes si el resto te aparta o eres tu el que los aparta. El hecho esque el contacto practicamente ha desaparecido.
Pero siempre nos quedará el recuerdo de esas salidas. Los del John Talabot siempre en piña, algún amigo de alguien, Salva y Montoya casi nunca se quedaban hasta el final, Toxic, Twiggy y yo. Alguna vez aparecía Sara o Marina, pero las menos.
Del grupo siempre dabamos la nota. Nos pintabamos, nos maquillabamos, vestíamos con gabardinas negras. Siempre fueron nuestras armas. Por lo menos las mías. Dentro del grupo siempre me ví como el más desfavorecido. No tenía la gracia de los demás, ni el interés personal, ni el fisico correspondiente a mi edad... y eso me carcomía por dentro. Twiggy me sirvió como compañero en estas manifestaciones. Con esos actos hacía lo que los otros no hacían, me armaba con las espadas del ridiculo, de lo patetico.
Y todo ello nos permitió desarrollar todo un concepto estetico y visual con más o menos las mismas bases. Cosa que intentamos transmitir al grupo de música. Ahora no estamos, como he dicho, en contacto con los demás, y hemos estado temporadas sin estar en contacto entre nosotros. Supongo que será aquello que dicen del amor/odio. Ni idea. El caso esque de todo ese grupo, de todas las salidas, de todas las fiestas, anecdotas...recuerdos...solo queda esa caja de maquillaje que guardo en el fondo del cajón... Lo saco para dar un toque de color en fiestas formales, jugar con el androginismo... pero cualquier sentido que guardase ya se ha perdido.
Bueno, al menos recordaré esos tiempos más felices cuando vuelva a pintarme los ojos y escandalizar un poco a pijolandia. Algo tan ridiculo como eso aún sirve hacer ver que no existe ninguna norma divina o universal que haga que las cosas sean tal y como són en este momento.
Cuando vuelva a maquillarme lo haré escuchando algo de Bowie, Iggy Pop, Manson, Alice Cooper, Murderdolls, New York Dolls, Twisted Sisters y mil capullos más que perpetuaron la tradición.
Viva lo patético!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

xesko -

Esos años fueron muy grandes, algun dia podriamos hacer una fiesta revival, se que a muchos les daria palo, hemos perdido bastante el contacto, pero seria bonito. Quantos buenos recuerdo me da las fiestas en tu casa de castelldefels, o las liadas en las clases, partidas de rol etc etc XD pero bueno. A ver si un dia Hablamos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres