Blogia
Spleen

Mirando hacía el futuro (memorias del creador de Matrix)

He encontrado la forma de acabar con la burocracia y la injustícia; lo irónico del tema esque la única forma de hacerlo es apartando al humano de juego. Tras esta estúpida introducción paso a desarrollar mi idea. Se trata de un tema al que empecé a dar vueltas hace poco. Si tenemos en cuenta que nuestra sociedad se mueve por una serie de parametros o reglas de juego a las que llamamos leyes, porque no podríamos insertarlas en un sistema informático para que las gestionase este? El concepto parte del desarrollo de una partida de ajedrez. Un ordenador es capaz de aplicar layes a casos conretos y es además capaz de útilizar toda la legislación aplicable. Así nos ahorraríamos jueces y abogados. En un sistema como el español, en el que todo el poder recae en el parlamento, podríamos hacerlo sin muchos problemas. Actualmente la legislación parte del parlamento, la ejecución también y el sistema judicial está sometido a la legislación al verse incapacitado de acción independiente (el juez no es más que la boca de la ley según el sistema continental europeo). Por lo tanbto tenemos a un parlamento que ostenta los tres poderes esos que, advertía Montesquieu, deberían estar separados. El primer punto importante es que el juez resulta una piza sin valor alguno, perfectamente sustituible por una máquina (salvo en casos de derecho laboral en que los jueces imponen lo que les da la gana amparados por el sistema de valores social-franquistas), que sería más eficaz al ser actualizada automáticamente (cosa que un ser humano no puede hacer con tanta facilidad). El abogado también sería sustituído por esta santrísima trinidad digital. Así se erradicarían las diferencias de clases ya que ambas partes dispondrían de un abogado mucho más competente que cualquier ser humano que recurriría a todos los medios posibles, anticipando todas las jugadas y llegando al resultado correcto para ambas partes. Sin sobornos, sin diferencias sociales, la máquina libraría al mundo de la peste de los abogados y exterminaría la discriminación social: la máquina no entiende de ricos, pobres, negros, blancos, arabes, franceses, musulmanes, catolicos apostolicos romanos, hombres o mujeres. Lo curioso es que nisiquiera sería muy dificil de hacer, repito, ya que el concepto es tan simple como el de una partida de ordenador: tal cosa es o no legal según la base de datos? Si es ilegal se impone la pena correspondiente. Así de facil. Y que pasa con el factor humano, preguntarán los escepticos? pues se translada a un juicio especial de un jurado parlamentario, que al fin y al cabo han dejado claro estos últimos años que nada pasa por encima de ellos. Casos de fraude de ley? Pues botoncito en el ordenador y este ya se encarga del resto. Casos de abuso de derecho? Ya se encarga el ordenador de resolverlos. Y que pasa con los casos de interpretación por contexto? Pues este púnto tal vez sería el más complicado a resolver. swe tendría que diseñar un protocolo para una actualización de conceptos sociales llevado a cabo por intelectuales, filosofos y antropologos de reconocimiento mundial. esta selección sería dura porque, como todos sabemos, hoy en día no se otorgan premios por la calidad sino por datos de demagogía y comercialización. En fín... ve alguien a qué me refuiero cuando digo que la única forma de conseguir justícia es siendo injusto con los humanos? Evidentemente luego las maquinas conquistrarían y dirigirían las a las naciones y nos convertírian en pilas. Suerte que estárian Neo y Morpheo para liberarlos a todos hasta que los directores se sometiesen al mercado y destruyesen cualquier esperanza para la humanidad en sus dos secualelas (no, si no hay por donde cogerlo, estamos condenados se mire por donde se mire).
Otro aparato que se podría diseñar es el de los diputados virtuales. Ya que no poseen voluntad própia y votan lo que vota su partído y sino a la puta calle (como vió toda españa el año pasado) cosa que ya era bastante evidente desde el momento en que uno los vota en listas cerradas... pues no veo porqué se los impuestos van a su sustento personal. Demasiada gente para tan poca voluntad. Así que conque se pagase a un sólo representante de cada partido que dispusise de un contador de diputados virtuales para hacerles votar lo que decida el partído nos ahorraríamos el bochorno de contínuos atentados a nuestra inteligencia bajo el eufemismo de práctica democrática y al menos serían sinceros con nosotros demostrandonos que este sistema tiene muy poco que ver con la democrácia.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres