Blogia
Spleen

Tus ojos

Cuando mis ojos escudriñan en el vacío para encontrarse con los tuyos... Futiles miradas que se desvanecen en el olvido, como si nunca hubiesen existido. Mis ojos son cazadores ambiciosos que buscan atravesarte, exprimir toda tu esencia... pero temen que los descubra, y desaparecen ruborizados con la esperanza de no haberte. Casi prefieren que no les descubras para poder seguir observandote desde el fondo de la clase. Así... como una sombra...que nada sabe...pero que se reserva el placer de sorprender. Soy el vizconde de Valmont, puedo hacer que dejes de amar tu cielo con sólo envenenar mis palabras pero en el fondo temes que sea el diablo. Cargo mis acciones de un sentimiento que se evapora como una mirada no percibida. Y tú sólo ves al monstruo. Tras mis ojos se encuentra un demonio, horrible pero desconcertante, tras los tuyos hay un templo... demasiado solido, demasiado vigilado, demasiado puro, demasiado tentador... Y que pinto yo ahí? Que pinto yo mirando tus ojos? Anhelando tu espiritu, deseando tu piel? Si no pruebas a mirarme a los ojos, seguramente nada. Nada. Y cuando no significa nada para tí deja de tener sentido para mí. Que tú no lo veas en el fondo significa que nunca tuvo lugar, y así todos estos sentimientos desaparecerán en el olvido, como si nunca hubiesen existido, como esa mirada que intenta atravesarte pero cuya intensidad nunca habrá existido. Y mientras se pierden mis sentimientos en la nada, mis ojos siguen recorriendo cada centimetro de tu piel, estudiando cada movimiento, ademán, silencio y mirada... Existe muy poca diferencia entra el amor y la enfermedad mental, pero sea cual sea mi estado, mis ojos seguiran buscando a encontrarse con los tuyos. Incluso los monstruos sienten.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres