Blogia
Spleen

Libertad de expresión

Hace poco que un Imán publicaba un libro sobre el maltrato a la mujer. Me parece muy bien que lo condenen. Pero de todos los argumentos que esgrimieron los fiscales se olvidaron el más importante: el poder de la fe.
La libertad de expresión debería tener un limite en terrenos religiosos porque influye en una masa de creyentes. La religión existe en base a una fe, y la fe no es más que creerte lo que te cuentan. Cuando gozas de una situación en que hay gente que cree en tu palabra, tienes que aceptar una responsabilidad, y atentar contra valores sociales del entorno en que te has asentado.
Como ciudadano tienes la obligación de respetar los valores de la sociedad en la que te has instalado. No hay vuelta de hoja. Y como tu puesto conlleva a que mucha gente se crea todas las mentiras que dices, degradando la condición social de un humano, pues mereces un castigo. Más que nada porque estás jugando con la creencia de gente, aprovechandote de tu situación para degradar a otros humanos. Atentando contra la constitución de esa sociedad a la que has ido a instalarte.
Uno es libre de tener la opinión que quiera, pero si ello conlleva a que la gente se la crea y por ello maltrate a otro igual, entonces tu opinión te la puedes meter donde acaba la espalda.
Si se quiere convivencia hay que empezar por el respeto.
Y hacer uso de sus derechos para negarle sus derechos a otro igual es abusar.
Y lo mismo debería hacerse con la politica. pero esa es otra historia.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres