Blogia
Spleen

El hombre triste

Sólo un hombre triste. Ojos cansados, brazos caídos a sus costados, músculos deshinchados, aspecto descuidado y vista perdida.
Recipiente de los peores instintos. Se le puede ver paseando, exhibiendo su podredumbre.
Camina sin destino, u banaliza el destino simplemente para moverse. Como un alma en pena, no importa cuanta energía desprenda su movimiento, siempre será el de un muerto.
El hombre triste vive a desgana. El hombre triste vive las visdas de otros.
Uno de esos personajes salidos de la parte de un alguien. Perdido en el mundo como la pieza de una maquina rodando por el suelo, exactamente igual que todos nosotros.
La diferencia está en que el hombre triste ha visto algo que no le ha gustado. El hombre triste ha visto que no es más que un engranaje en la enorme máquina. Pero sigue siendo una pieza perdida. Si girasy giras sin saber porqué y se te ocurre preguntartelo, puedes salir disparado fuera del conjunto.
Eso es lo que le pasa al hombre triste.
proscrito en un mundo de orden, simplemente esperando su turno en el limbo del destino.

Y cuando todo caiga, el hombre triste seguirá ahí...
Porque algo le impide morir. Y ese es el precio que debe pagar por su herejía: mantener abiertos los ojos cuando su estomago le pide que los cierre, soportar más de lo que puede aguantar.
El hombre triste es prescindible. Nadie quiere acercarse al hombre triste. La gente feliz teme que les contagie su tristeza, por eso lo evitan.
El hombre triste pasea por el mundo ccon alas enegrecidas. El hombre triste ha perdido la luz.
El hombre triste se perdió en sus pensamientos.
El hombre triste está solo.
El hombre triste está...triste.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres