Blogia
Spleen

Artículo 14

Ayer en televisión española volvió a hacerse patente la gran desgracia que se cierne sobre nuestras cabezas: la reforma penal del PP. Lo dejó clarisimo Pilar Monzón al enfrentarse dialecticamente a la responsable del interior del PP.
La primera se explicó criticando la decisión de dejar en libertad a un menor que hábía cometido actos propicios al atentado del 11-M. Me parece la mar de bien, pues si había sido lo suficientemente adulto para afrontar esos cargos el trato que recibió para librarse de la carcel era una burla a toda la sociedad en general. Como le explicas a una persona que perdió a una familiar en ese atentado que la persona que dispuso ejerció de medio logístico y sólo fue tratado de menor en un caso de tráfico es dispuesto de forma a que evite la carcel?
El caso no es ese. Pilar Monzón pedía un juicio justo en relación con todos los actos realizados, cosa que apoyo plenamente. Lo que no me pareció tan bien (me pareció de una bajeza increíble)es el trato pepero de esa declaración. La pepera dijo que le pareciía fantástica la denuncia de Pilar Monzón contra esos "despreciables terroristas" y que como todo el mundo sabe el PP ha llevado a cabo una reforma que responde a una politica totalmente en contra de esos "viles" y "asquerosos" terroristas, para que esas "horribles acciones terroristas" no tengan lugar y se puedan prevenir.
A ver... habráse visto manipulación igual? Demagogos. Eso es lo que són: unos demagogos.
La reforma del codigo penal del PP consiste, ciñiendose al caso, en tratar a los terroristas más duramente que al resto. Es decir, que por ser terrorista, cualquer pena que te cayese sería más dura. Como decía aquel decano madrileño de cuyo nombre mal he hecho olvidándome, pero que os aseguro que me esforzaré en recordar..., el peligro de penar a un terrorista es saber distinguir quién es un terrorista. Vamos, una carta comodín para poder juzgar a quién les de la gana so pretexto de presunto terrorista (muy útil a la hora de deshacerse de sus enemigos politicos).
Para más inri, esto se contradice con el artículo 14 de la constitución española en que todas las personas tienen el derecho a ser tratadas y juzgadas como iguales independientemente de su condición social, color de piel, religión... etc etc. Cada uno es libre para pensar lo que le de la gana, y todos tenemos el derecho a que se nos juzgue por lo que hacemos y no por lo que pensamos. No tenemos que condenar a alguien más duramente por terrorista, hay que condenar a alguien por asesinato, y agravar la pena por colaboración con una organización armada. Ese es objetivamente el daño, y eso es lo que denunciaba Pilar Monzón: la falta de un juicio coherenete y objetivo.
Que el PP aprovechase esa denuncia para hacer demagogia de una politica anti-terrorista absurda y anti-constitucional (y anti-liberal) digna de una estado policial, es una bajeza (y de la grandes).
Señores, esa reforma penal es la que tenemos que padecer ahora los españoles, y no sé si es más grave que el PP la haya puesto en marcha o que el PSOE no haya hecho intento alguno para detenerla. Supongo que les irá bien con ese nuevo codigo penal... Que gobierno podría resistirse a tener el control absoluto de la población?
Pero no lo olvidemos, están vulnerando nuestro artículo 14, nuestros derechos, nuestra libertad. Y nos estamos dejando pisotear.
Sra Pilar Monzón, se merece todos mis respetos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres